28 de mayo de 2008

Es niño... ¡Alejandro es niño!

Disculpar la debilidad, pero ya sabéis, ...“el que esté libre de culpa, que tire la primera piedra”

Ha nacido mi primer nieto, Alejandro, pocas ocasiones tenemos para exteriorizar nuestra vanidad y esta es una de ellas, escasos motivos para justificar una alegría y este es uno de ellos, hoy le hemos puesto cara a una ilusión, porque el nombre y el sexo ya lo sabíamos.

En minutos donde no había casi nada, está el todo, y no me refiero a los meses que Vanessa ha modificado su aspecto, ha acentuado sus cuidados, ha alternado esfuerzos e incomodidades, ensanchado hasta la torpeza, consumido compromisos y contemporizado inquietudes, me refiero a que el "ser" que ya estaba se ha materializado para todos nosotros, y porque esta “personita” en su descubrimiento vemos la manifestación mas pura y perfecta de la creación.

Esto, evidentemente vale para todos los recién nacidos del mundo, este mundo que no se merecen, pero que nosotros debemos intentar suavizar, allanar, filtrar, mejorar, recomponer, sembrar con semillas de valores ciertos, sin sorpresas, que lean y escriban en páginas nuevas, porque
... (y otra vez Martí i Pol) “todo está por hacer y todo es posible"



25 de mayo de 2008

...cuadrado vital


Me descubrí en este cuadrado. 
Me miro en él y me veo, espontáneamente perfilado, aparentemente hermético, dentro y fuera. Inaccesible pero vacío para recibir y alojar en su interior todo lo que venga, ordenándolo, racionalizándolo, apurando y aprovechando los milímetros de una superficie que adivino. 
Acerco el carro de mi vida y vuelco: emociones, pasiones, traiciones, gente y mas gente que empuja y codea por situarse bien, otros, los menos, seres queridos a los que no quiero perder de vista y amigos que sólo desean estar aunque sea en cuclillas en una de las cuatro esquinas de esos cuatro ángulos imperfectos, que se ensanchan poco a poco hasta parecer reventar.
Pero desconozco su altura (si la tiene) ¿largo por ancho, por alto?
De nuevo otro carro esta vez con kilos de textos, enciclopedias, libretas, lápices, gomas (de borrar y de las otras) billetes de avión arrugados por el miedo, la factura húmeda de un hotel de Venecia, una impagable colección de vinilos, pelotas, balones, camisetas con el numero 3 y muchas deportivas blancas destrozadas por los buscados y sucesivos encuentros con la tierra y los contrarios.
¡Si, el cuadrado tiene altura! ¿será un cubo?
Una sombra alargada lo contempla desde fuera, es tan alargada que mide un cuarto de cuadrado. Desde una nube lo miro de reojo, me obsesionan las formas, el orden, todo tiene que encajar, lo convexo junto a lo cóncavo, dentro de una V coloco una A al revés, las fotos de los días de lluvia con las de radiante sol, Euskadi con Chillida, alguna dificultad, otra cosa son los globos y las esferas, el mundo siempre “dando por culo”
El último carro arroja al interior del cuadrado millones de mariposas, que completan millones de huecos hasta conseguir una tercera dimensión, la de la cara limpia, perfecta, definida, esa cara que se nos queda cuando vemos a Dios.
De pronto todo es una densa y maravillosa penumbra, penumbra, penumbra. Era la tapa, esa sombra alargada... ¡Era la tapa!

15 de mayo de 2008

...una de romanos


La obra de Giorgio Grassi y Manuel Portaceli fué juzgada y condenada.
El TSJ valenciano y el Tribunal Supremo, en varias sentencias, han considerado culpable la rehabilitación del Teatro Romano de Sagunto emprendida hace más de 15 años y han ordenado su demolición parcial porque “no se limitó a restaurar, sino que reconstruyó con nuevos materiales”.
A medida que el contencioso judicial agotaba trámites, la cultura del patrimonio ha evolucionado. Las últimas décadas del siglo XX vieron cómo se generalizaba un tratamiento de las rehabilitaciones que descarta las dos tradiciones de origen decimonónico, tanto la basada en la idea romántica del inglés John Ruskin de dejar las ruinas sin restaurar como la del francés Violet Le-Duc, partidario de imitar el estilo original.
Teóricos y profesionales destacan que se impone la reconstrucción analógica, contraria al falso histórico, que considera la restauración un proyecto arquitectónico cuyo objetivo es la puesta en uso de los monumentos mediante la convivencia de elementos antiguos con otros de lenguaje actual.
Rafael Moneo aplica esos principios en la rehabilitación del Teatro Romano de Cartagena.
El Tribunal Supremo, en diciembre pasado, ordenó que en 18 meses se arranquen las gradas de piedra caliza de la cávea del Teatro Romano y se derribe el muro del escenario hasta un metro y medio de altura. Informes aportados al proceso señalaban que era factible, pero no resulta fácil encontrar un arquitecto que acepte hacerlo. El presidente del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, Carlos Hernández Pezzi, muy crítico con la sentencia, ha declarado que causaría "daños irreparables" y ha pedido una moratoria.
El PP asiste desde una postura incómoda al desenlace de una polémica que alentó con virulencia contra el entonces presidente socialista Joan Lerma. El vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, pidió tiempo para hablar "con la persona que impulsó la demanda", un ex diputado y ex asesor del PP. "Siempre he pensado que la restauración debe hacerse bajo una supervisión técnica. No desde una ley tan restrictiva que no permita actuar", explica el arquitecto Giorgio Grassi desde Milán.

Grassi (Milán, 1935), una de las figuras más relevantes de la teoría y la práctica de la arquitectura italiana en su relación con la ciudad antigua, se muestra especialmente extrañado del papel de convidados de piedra de los dos autores del proyecto. "A nosotros, nadie nos ha llamado nunca a declarar, ni a los arqueólogos. No ha habido ningún control científico del proceso ante el cual hubiéramos podido explicar que la cávea original no coincidía con la que quedó tras las restauraciones de los años setenta. “
De todas maneras, el arquitecto concluye que "los problemas radican en la ley, que no responde a las exigencias de la restauración. De acuerdo con la interpretación de los jueces, esa ley obliga a reconstruir en modo falso, mediante una ilusión óptica que hace ver una cosa que no es verdad.
En Sagunto no hay una ruina original a la cual podamos remitirnos".
En relación con la acogida de su obra, Grassi, constata: "La gente de Sagunto se ha ido apropiando del teatro. Miles de visitantes lo han vivido y han podido admirarlo. Quienes lo han atacado, lo han hecho desde una actitud política que mantiene la incoherencia de considerar que el paisaje se puede modificar y hasta destruir urbanísticamente, pero que los monumentos tienen que seguir siendo ruinas".


MANIFIESTO CONTRA LA DEMOLICIÓN:

LA DEMOLICIÓN ES UN ATAQUE A LA INDEPENDENCIA Y A LA LIBERTAD DEL MUNDO DE LA CULTURA.Una obra artística puede gustar o no, pero llevarla a los tribunales de justicia sienta un precedente preocupante que afecta a la libertad de la que debe gozar la cultura. La confrontación política no puede invadir el espacio creativo que debe a toda costa preservar su autonomía. La creación artística debe permanecer al margen de la batalla política porque, en caso contrario, resulta herida de muerte.

LA DEMOLICIÓN ES UN ACTO DE VENGANZA POLÍTICA QUE NO TIENE NADA QUE VER CON EL DEBATE ARQUITECTÓNICO.La rehabilitación del Teatro ha sido usada como arma política y convertida en fenómeno mediático creando una falsa polémica al margen de su valor arquitectónico. Así se explica que haya llegado a los tribunales y haya protagonizado tantos titulares mientras goza de gran prestigio internacional y se estudia en universidades de toda Europa. Fue aprobada por la Generalitat valenciana en los 80, entonces gobernada por el PSPV-PSOE. El PP valenciano en la oposición hizo bandera contra el proyecto así como determinados sectores de la prensa que han cultivado la polémica durante ¡más de 20 años! El litigio judicial fue iniciado por un ex diputado autonómico del PP en 1993. Lamentablemente se ha utilizado el producto de la reflexión estética para la ventaja política.

LA DEMOLICIÓN ES UN DERROCHE Y VA EN PERJUICIO DE LOS CIUDADANOS Y DE LAS ARTES ESCÉNICAS.Priva a los ciudadanos, sobre todo a los saguntinos, de un espacio que ya está funcionando y alberga iniciativas culturales como el festival Sagunt a Escena dotando de vida cultural y económica a la ciudad y a la sociedad en general. Supone el cierre de otro espacio escénico. Su coste superará con mucho los seis millones de euros que pagaremos los ciudadanos y que no se aplicarán a otras partidas muchísimo más necesarias como por ejemplo la conclusión de esta consolidada instalación cultural.

LA DEMOLICIÓN ES UNA MUESTRA DE COBARDÍA INTELECTUAL.Durante siglos las ruinas del Teatro han sufrido modificaciones de todo tipo sin rigor científico. Las diversas intervenciones, en su mayor parte reconstrucciones sin fundamento, habían afectado a gran parte del teatro cuando se llevó a cabo esta restauración. La rehabilitación se apoyó en exhaustivos estudios arqueológicos y fue aprobada por las administraciones competentes. Ahora figura en numerosas guías de arquitectura internacionales y fue finalista de los prestigiosos premios europeos Mies van der Rohe. Se trataba de una fina exploración de los límites de la intervención arquitectónica sobre la ruina, superando la lectura romántica del monumento.

Teniendo en cuenta la cantidad de obras ilegales que perduran impasibles, sin ser demolidas, se debería contemplar algún tipo de medida contra la “reversión” del Teatro y ante todo DEJAR CONSTANCIA DE QUE LOS PROFESIONALES DEL MUNDO DE LA CULTURA Y LAS ARTES ESTAMOS FRONTALMENTE OPUESTOS A ESTA DEMOLICIÓN.
MANIFIESTO ESCRIBE TU NOMBRE COMPLETO, DNI Y PROFESIÓN A ESTE CORREO manifiestoteatrosagunt@gmail.com

7 de mayo de 2008

...ambos, dos



Esto que sigue a continuación, creo que es de una película... o
 de varias. No sé, hace ya mucho tiempo y tengo muy mala memoria.

Ellos dos, no se conocían, apenas habían intercambiado alguna mirada en la distancia. Apenas algún susurrante hola o adiós en la proximidad.
Aquella lluviosa mañana al coincidir como otras tantas a la entrada del parvulario cruzaron de nuevo sus formales saludos:
-Buenos días.
-Buenos días.
El director del Centro les había emplazado junto a otros padres a una informal y rápida reunión para plantear no sé qué cosa relacionada con la ropa de los niños.

Al salir, la lluvia arreciaba, la mañana se oscureció y el viento dificultaba los movimientos sobre la encharcada acera.
Ella, caminando con cautela inició el viaje de vuelta a casa. A los pocos metros una voz que ya le era familiar y desde el interior de un Cadillac blanco le invitó a ahorrarse algún que otro patinazo de previsibles consecuencias; en circunstancias normales se lo habría pensado, pero la lluvia le empapaba su ropa hasta límites insoportables.

A aquella, le siguieron 14 mañanas de miradas detenidas y cómplices saludos. La 15 les sorprendió en la cafetería de enfrente con unos zumos y croissant con mermelada de frambuesa.

-Y tú, ¿a que te dedicas?
-Soy piloto de coches.

Ante la reacción gestual de ella que no supo ubicar, intentó explicar que sobre todo, no era una profesión de locos, sino todo lo contrario, metódica, calculada, de reacciones controladas y maduras: S
-Si para ganar una carrera debes entrar en una curva a 200 y lo haces a 199, la pierdes, A 201 te sales.
-¿Y tú? háblame de ti.
Ella cambió el gesto, detuvo el tiempo y con mueca de resignación comenzó a contar: 
-He ido creciendo, he ido ganando y perdiendo, y a veces creo que me dejaron sola, cuando todos me ven tan rodeada. Me siento tan útil, porque siempre soy muy necesitada, pero sin embargo estoy sola al momento de compartir, de discernir, de disfrutar. ¡Qué pálida! cuando tengo tanto humor que reparto como la violetera, sin cobrar y sin pedir. Cuando siembro miles de palabras de consuelo a los que ocasionalmente pasan por mi lado, siempre de paso, bueno, quizá no tenga explicación y sea otro pecado más, que aquí se hace, y aquí se paga. Pero si por ahí me ves, apriétame la mano con fuerza, quédate un rato compartiendo un café, quizá alguna sonrisa te regale y te las cuelgues en la boca, y algún cosquilleo logre que te recorra el cuerpo, aunque dure un instante, una chispa, un relámpago, y después, nada más.
El piloto de coches se estremeció, forzó una sonrisa y tomó partido: 
-No debo tomar café, pero venga esa taza, un día es un día, bien merece la pena ese instante, el del cosquilleo y el de la sonrisa. A propósito, tú nunca estarás sola, puede parecértelo pero no, a los demás nos cuesta exteriorizar el agradecimiento, nos comemos nuestras emociones, pero para los que están a tu alrededor estoy seguro que no pasas desapercibida,
-Juraría que me conoces, -le contestó ella- dijiste lo que deseaba oír. De verdad eres piloto de coches? que apasionante, algún día te pediré que me lleves contigo, ... Me gustará seguir viéndote, y ten en cuenta que según el color del día será el tono que le dé a mi conversación: si llueve, seguramente estaré bromista, y si hay sol... tal vez me ponga gris para compensar. Además de todo esto, soy abogado, eso sí, de causas perdidas.

Me parece recordar una escena en la que él junto a ella, se adentran con su Cadillac blanco en las calles del barrio marginal en el que vive un cliente, al que ha de comunicarle los detalles de un acuerdo con la policía, el fondo musical empieza con los primeros acordes apagados y distantes de Cançao do Mar, la secuencia te envuelve en un gran plano casi aéreo y el tema de Dulce Pontes paulatinamente se hace mas y más sentido...  ¡Sublime!


Se hizo tarde y de nuevo se vieron sorprendidos, esta vez por la noche, se sentían unidos, se estrenaban con roces intencionados, espontáneos pero deseados y de nuevo delante de unas copas, eludiendo, temiendo, sincerándose como escudo para evitar lo que ambos estaban deseando,

ella elucubró:
-Vivo y contemplo el tiempo pasar, miro mi vida, esta vida que me tocó como un largo y tortuoso camino. Mi pobre corazón, lastimado solloza un canto triste de amor. El cisne muere, es el último acto. Déjame que contemple tu cara, para llevarme ese recuerdo al país del “nuncamássesufreporamor”.
Aunque. tampoco más se vive, cuando no es por amor.
El, tardó en reaccionar, normalmente se retiraba más pronto, ya era tarde y habían repetido de copas, comedido, inalterable, sin perder la compostura le contestó:
-Muy triste amiga, pero es tu derecho, casi una obligación intentarlo para dar una nueva oportunidad a Ícaro, hay otros países de "nuncamassesufreporamor" pero están en este, así que amiga, no te alejes demasiado.
Ella, jugaba a lo mismo pero de diferente forma, impetuosa, quinceañera, alocada, le cogió la mano y se la llevó a los labios y le susurro:
-El día que amarte duela más que ser feliz,me iré...
En la Gramola del Bar sonó una canción:
“Hace falta que te diga que me muero por tener algo contigo, ...es que no te has dado cuenta de lo mucho que me cuesta ser tu amigo”
Él, dejo caer su cabeza sobre el hombro de ella, el pausado ritmo del tema de Calamaro atenazó todos sus sentidos y quedó absorto, magnetizado por lo áspero y sugerente de su texto, los giros sobre si mismos eran interminables, casi inexistentes, el contacto de su mejilla tímidamente poblada por una barba de dos días y tres noches con la suave curva de su cuello, el de ella, le transportaban a un estado de paz sobrenatural... eran un solo cuerpo que estaba a punto de perder la cabeza.