28 de diciembre de 2008

...a propósito de Raimon

(guardaba este recuerdo a la espera del momento propicio, pero una entrada de Maac, http://cantanellas.blogspot.com/2008/12/cant-e-tenor-cantaven-tal-balada.html que por cierto, me ha gustado mucho, he hecho que “reviscolara” esta admiración y respeto por el cantautor de Játiva)

...el de Raimón, fue mi primer concierto en directo.

Había conocido al fotógrafo Paco Alberola trabajando en un catálogo de promoción de producto para una empresa de ascensores y cuyo diseño y maquetación corrían por mi cuenta, Paco, ya era en ese momento un destacado fotógrafo de Studio, con unos conocimientos y propuestas superiores a la media que yo frecuentaba, era vanguardia pura, atrevido, colaborador y respetuoso con las iniciativas de los demás, que él se encargaba de llevarlas a unos limites de calidad inusuales, era generoso con sus posibilidades, con sus conocimientos y con su tiempo, era un artista culto y como la mayoría de ellos de “izquierdas”, mi larga relación con él y con otros de similar talante me llevaron durante mucho tiempo a alimentar la afirmación de que la “Cultura es de Izquierdas”

En su Studio colgaban originales de Equipo Crónica y Genovés y se oía con frecuencia música de Pau Riva, Pi de la Serra o Llach, pero sobre todo todos los temas editados hasta el momento por Raimon, sus primeros himnos, que así lo eran “Al vent”, “la Nit” y “Diguem no”, sus hermosas canciones de amor como “Veles e Vents”, “En un Puny”, “De Nit a Casa” o los formidables poemas musicados de Auxias March, Salvador Espriu o Víctor Jara. Un día nos contó entusiasmado la posibilidad de asistir a una actuación del cantautor de Játiva en una pequeña sala de Valencia y con todas las reservas planeamos junto con Estrella su mujer y otros amigos el asistir al concierto, evidentemente, si éste se llegaba a autorizar.

El Concierto de Raimon en la Sala Studio de Valencia, fue un acontecimiento a caballo entre el miedo y el riesgo que entonces, por los años sesenta llevaba implícito exteriorizar incondicionalidad por un personaje de su contenido socio político y al mismo tiempo por la gran ilusión de ver en directo al autor de temas tan entrañables y comprometidos, como lo eran los suyos en aquel momento.
Raimon con pantalón y camisa de seda negra y con un solo foco iluminándole parcialmente su figura, nos ofreció una actuación emotiva e inolvidable.


A los pocos días Paco me presentó a los componentes del Equipo Crónica, Manolo Valdés y Rafael Solbes, pues Joan-Antoni Toledo tercer componente del grupo lo había dejado recientemente, estos me recibieron en su viejo y pequeño estudio de la Calle del Mar, el motivo de la entrevista no era otro sino, encargarme el Diseño y la Reforma de unos bajos ubicados en la calle Turia, destinados a convertirse a partir de ese momento en su nuevo Estudio, el local era grande y muy alargado, situamos en primer lugar y a ambos lados, una zona de espera y atención al cliente con unos enormes bancos corridos de grandes cojines, a continuación varias estancias dedicadas a taller y administración y al final del pasillo que desembocaba en un corral que dejaría de serlo para convertirse en un espacio ajardinado, antesala del gran estudio situado al fondo del local, de aquella experiencia solo guardo, además del recuerdo, una serigrafía de Crónica, firmada como prueba de autor, que me regaló el propio Paco Alberola.

26 de diciembre de 2008

...Ibán e Iván.

Ibán e Iván, son dos amigos que aparecen y desaparecen como el río Guadiana, sólo tienes que levantar el brazo como en el colegio y rápidamente dirigen su atenta mirada hacia tu pupitre o por el contrario, sin pedirlo te obsequian con su interés compartiendo todo aquello que a ellos les ha hecho vibrar, materializando desde la distancia o la ausencia ese sentimiento tan complejo y a la vez tan elemental como es la Amistad.

Ibán, es diseñador gráfico, joven y premiado, padre de dos preciosos gemelos

Iván, es músico, compone, canta y se acuesta con una Fender (por cierto, ya va siendo hora de que lo formalice con una de carne y hueso)

Dos amigos de alma dislocada y mente serena que aparecen sin llamar, por sorpresa y que de vez en cuando me regalan “insignificancias” como estas:

Ibán, me envía “The Rampenfest”


http://www.rampenfest.com/

Iván, me envía: "Sungha Jung"

http://www.youtube.com/watch?v=5BRz8Bv5Bto

21 de diciembre de 2008

...Héroes de Cabecera (III) Giacomo Puccini


Hoy, 22 de Diciembre, hace 150 años, nació Giacomo Puccini

Alma Mahler
, escribió en su biografía: “Puccini fue uno de los hombres más guapos que conocí en mi vida”, incluso teniendo en cuenta que en esa época ya había cumplido los cincuenta.

Alcanzó la fama en vida y vivió cómodamente sin preocupaciones económicas, pero sus años de adolescencia y juventud no estuvieron exentos de cierto dramatismo, conoció la miseria que no hizo sino agudizar una sensibilidad que le predispondría a emocionarse con los diferentes aspectos de las tragedias humanas.
En Milán, de estudiante fue el Rodolfo con el que luego ilustró “la Boheme”, en esos años sus cartas aluden con frecuencia a la carencia de su alimentación o a la imposibilidad de asistir por falta de dinero a las representaciones de la Scala, distribuyendo con austeridad las prestaciones becarias y las aportaciones de su familia.

La muerte de su padre cuando tenía tan sólo 6 años supone su primer trauma familiar, la de su querida madre, que le ayuda y le anima, sin verle triunfar como un gran compositor dejó un gran vacío en su corazón, la de su hermano en circunstancias misteriosas en Argentina lejos de su familia también fue un acontecimiento doloroso y aquel primer escándalo derivado de su relación con Elvira, una mujer casada con la que se escapó, hasta el caso de Doria Manfredi, la sirvienta que se suicidó sintiéndose inocente y ante la presión y sospechas por celos de Elvira.
Son momentos determinantes que afectaron en gran manera su vida, una vida en la que nunca intentó ocultar su estado de ánimo depresivo, "Estoy terriblemente cansado, agotado...", confesando llevar siempre consigo una permanente carga melancólica.

No es hasta el ecuador de su vida con treinta y cinco años cuando el estreno de su tercera ópera (Manon Lescaut) le cambia la existencia, proporcionándole una pequeña fortuna y fama que rápidamente le convierten en un hombre notable, haciendo gala de presumido, elegante, masculino y seductor, convertido en un hombre de su tiempo exhibiendo un alma artística y romántica que se debate entre la suavidad y la dureza, la sensibilidad y la firmeza

Puccini fue considerado como uno de los hombres más elegantes de su época, y su generación vio en él a un hombre atractivo, adorado, encantador, siempre rodeado de mujeres, que presumía de ser un “apasionado cazador de aves acuáticas, buenos textos y bellas mujeres”.

Eternamente seductor y enamorado, se le reconocen entre otras, aventuras con mujeres con quienes mantuvo grandes pasiones: Corinna, una estudiante de derecho de Turín; Bianca, hermana del compositor Erwin Lendvai, la baronesa alemana Josephine von Stängel y Sybil Seligman, con quien inició un romance que se convirtió en una amistad para toda su vida.

Caprichoso y temperamental, alimentó su pasión por los coches, hasta el punto de encargar a Vincenzo Lancia la construcción de un vehículo con chapa reforzada y ruedas articuladas capaz de moverse también en terrenos difíciles, mas adecuado para utilizarlo en sus partidas de caza, por el que pagó un precio astronómico y del que ni siquiera quedó satisfecho, conductor imprudente cuyas infracciones le supusieron sanciones por exceso de velocidad, además de varios accidentes, en uno de los cuales el coche se salió de la carretera con su familia, todos resultaron ilesos salvo el maestro, que se fracturó una pierna.

Es obvio que Puccini, no era un hombre normal, ni tan siquiera un compositor normal, la gran diferencia de ese inagotable talento creativo que tanto nos hace disfrutar, es que creó y desarrolló una gran habilidad para la música escénica, de gran sensibilidad para describir los sentimientos con una melodía expresiva, pasional, amargos deseos de dolor y placer que configuran la comedia y el drama en cualquier momento.



...Pero y su Obra, ¿Qué hay de especial en su música? ¿Por qué nos hace llorar? ¿Por qué nos hace gritar en silencio los nombres de sus heroínas? ¿Por qué nos emociona tanto? ¿Que tienen esas mágicas melodías que nos transportan desde la oscuridad a la más absoluta felicidad y belleza? ¿Porqué su música ha supuesto la banda sonora de algún instante especial en nuestra vida?

Puccini es un músico de una relación total con la palabra, el sonido y la dramaturgia, entiende la ópera como el teatro, practicándolo, conociéndolo, dominándolo y creando así una nueva dimensión teatral con los medios operísticos.

En una carta a su libretista Giuseppe Adami, le dice "Los acontecimientos han de ser transparentes, ricos en contrastes, y han de entrar más por los ojos que por el oído", su música es esencialmente de brillante colorido, él sabe captar y recrear ambientes exóticos, crea melodías de gran belleza, dedicando años a descubrir lo que le gustaba a la gente, cuidando los montajes y buscando su proximidad, lo que le obligó en mas de una ocasión a reformar alguna ópera que habiendo fracasado en el día de su estreno, mas tarde se convertirían entre las más representadas del mundo, con sus infinitas melodías sonando con frecuencia en el cine.
Ninguna película es suficientemente apasionada si no hay una melodía de Puccini.

El Maestro, escribe su música y sus óperas para la Mujer, sus personajes principales son mujeres, sus tragedias giran alrededor de ellas, aunque sus Heroínas, no lo sean realmente, sino mas bien las victimas de acciones que recaen sobre ellas y de las que se ven trágicamente afectadas.
Mimí, Tosca, Manon, Butterfly, Minh, Liú, Giorgetta, Sour Angélica, mujeres jóvenes, inocentes, confiadas, todas dispuestas a entregar todo por Amor y en todas una esperanza que se manifiesta de la forma mas emotiva posible, reflejada en su Música, con el deseo de que sus sufrimientos den lugar al Amor y la Ternura.

Puccini fue y es un músico popular con un lenguaje propio, tocado por una inspiración “divina” que le dió la revelación artística de sus Operas.

Muchas revisiones se han hecho de tan singular personaje, pero lo que realmente cuenta es su Obra y ésta es un magnifico legado del que todos queremos disfrutar.

Documentación:
M. Pradera (El País)
E. Krause (Alianza Editorial)
E. Clausse (Espasa Calpe)

13 de diciembre de 2008

...Este, que os quiere:


la
plaza
deldiamante
osdeseaunfelizaño
nosolamenteestosdiasdisfrazados
deunasensibleraconsumistaeinteresada
navidad
sinotodosy
cadaunodelospróximos
trescientossesentaycincodias
queseamoscapacesdefotocopiarestaalegría
yestosdeseosdebienestaryponerlacomofondodepantalla
denuestromóvilcelularportátilmp3mp4oloquesea
porquelapobrezalosabusosladelincuenciaelmaltrato
elterrorismo
elengañolainfidelidad
sonelturrónyelpavodecadadía
paraquecadamañanaalengancharnosalavida
nosmiremosenelplasmaynosrepitamosloquenosdijoel
nendepoblesechoypuedeserunbuendíaplanteemonoslo
asíyasíconlacaralimpiasalgamosalacallejuntos
zen
lola
lola
jose
tesa
iban
ivan
titus
jordi
cirux
tosca
maac
ampa
isabel
leticia
teresa
regina
alfredo
casandra
brillibrilli
mariajose
laverbena
barbebleu
mariateresa
vteyrosamari
...y para que este árbol permanezca siempre, le crecen como raices estas palabras de mi querido y recordado Martí i Pol: "De nada valen quejas ni añoranzas, ni la melancolia displicente puesta como jersey o por corbata al salir a la calle. Poseemos apenas el espacio de la historia concreta que nos toca y un minúsculo territorio para vivirla. Nuevamente pongámonos en pie y que nuestra voz solémnemente y clara vuelva a oirse. Que todos puedan escuchar quienes somos. Y al final, que se vista cada uno como bien le parezca y "a la calle" que todo está por hacer y todo es posible"


fotografía cedida por http://www.apsocecat.org/
Associació Catalana Pro Persones Sordcegues

11 de diciembre de 2008

...París

Un pajarito, me ha contado que París en estas fechas está exultante, sus Calles y Avenidas presumen de Navidad con árboles teñidos de blanco algodón y luces del color de las rosas rojas.

...Me ha contado, que estos días, Paris huele a fría escarcha, a hierba húmeda y a dulces templados.

...Me ha contado, que en la madrugada, París se viste de paños románticos y lanas seductoras y también que la “Ciudad de la Luz” luce como nunca.

...Me ha contado, ese pajarito, que en Paris, cubierto de copos de nieve, empieza el sueño que dura trescientos sesenta y cinco días.

...Me ha contado, que desde la terraza acristalada del Restaurante Kong, la vista del Sena atravesando el Pont Neuf sigue siendo hermosa y subyugante.


...Me ha contado, que en las arcadas de las tiendas de la Galería Vivienne, brillan sus suntuosas cúpulas exhibiendo magnificas esculturas y reflejando su luz en los decorados pisos de mosaico.

Este, es el pajarito que me ha puesto los dientes largos, trasladándome con su pasión relatora a la Ciudad de la Navidad más iluminada del Mundo.


Por cierto, esta noche el Palau de Música, también se ha vestido de Navidad y la soprano Cristina Gallardo-Domas nos ha regalado un recital de Arias de Puccini en dos partes diferenciadas con nueve canciones escritas por el Maestro y una segunda con Arias de Le Villi, Edgar, Manon, Tosca y Turandot, con bises que han terminado con el entrañable “O mío babbino caro”.
Un concierto lleno de sutileza, muy identificada con la música de Puccini al que considera como un compositor fetiche en su carrera.

8 de diciembre de 2008

...Héroes de Cabecera (II) Jimi Hendrix


La imagen ya es legendaria:
Jimi Hendrix "sacrificaba" su guitarra en junio de 1967, en el Monterrey Pop Festival, le dió fuego con gas líquido y la hacía arder ante decenas de miles de fans destruyéndola contra el suelo y amplificadores en un éxtasis de feedbacks alucinantes.

Con el humo elevándose al Cielo por encima de sus cabezas, las manos de Hendrix en una provocación manifiesta a las leyes de la física, arrodillado, hacía el Amor con su guitarra. Le ardía el Alma y las llamas le calentaban el cuerpo, las seis cuerdas rompían a llorar y explotaban inmortalizándose en un intento de unirse al ritual del sacrificio de lo mas valioso que tenía: su Fender Stratocaster.


Su actuación estelar convirtió de golpe al músico de color en ídolo del movimiento hippie en Estados Unidos, estos en su mayoría blancos, lo consideraron la encarnación de la insurrección, la protesta y la crítica antibélica. Jimi Hendrix, un zurdo de raza negra, pasó por la historia del rock & roll como una ráfaga y logró convertirse en uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos, como músico fue mas allá de todo concepto y como hombre rebasó los límites de todo lógica, tres años suficientes para una leyenda, símbolo y mito para una juventud que necesitaba identificar sus deseos reprimidos y su revolución siempre pendiente.

Are you Experienced?, Bold as Love (1967) y Electric Ladyland (1968), fueron los tres discos que grabó antes de morir.

Electric Ladyland, al igual que los dos anteriores destaca por su impronta psicodélica, su talento y genialidad, pero es en éste donde se produce la verdadera innovación, repleto de riffs hipnóticos, de wah-wahs, de distorsiones y alguna que otra jam, se plantea como un todo. Cuatro caras en dos vinilos de desbordante imaginación y de solos increíbles, desde el primer tema “Y los Dioses amaron” hasta el último “Luna, cambia las mareas” (en la cubierta vienen en orden diferente a su impresión en los vinilos) y así uno tras otro se suceden los cortes alucinantes como en una aventura por los interiores de esa mente privilegiada capaz de emocionarnos con el fraseo de su guitarra, la trompeta de Freddie Smith y el órgano de Finnigan en “Un día lluvioso llega el ensueño”. O ponernos las pilas en la electrizante versión del tema de Dylan “Desde la Atalaya” trasladándonos a una dimensión hasta ese momento desconocida, este tercer trabajo supuso la consagración definitiva de Jimi Hendrix y cierra una de las trilogías más brillantes en la historia del rock.


Electric Ladyland, se grabó en el Record Plant en el Greewnwich Village, en medio de los muchos desacuerdos entre él y su productor Chandler con el que tuvo discrepancias sobre la duración y el contenido de los temas ya que el zurdo guitarrista de Seattle defendía un estilo menos ortodoxo, menos Pop y mas Sinfónico, Ácido y Psicodélico, compaginando partes breves con larguísimas jam sessions caracterizadas por enormes espacios instrumentales, además de una notable indisciplina que Hendrix mostraba en las sesiones de grabación.

Hendrix no tenia estudios clásicos serios, sin embargo no fue impedimento para generar una musicalidad desatada, libre, casi volcánica llena de sonidos naturales, logrando "riffs" llenos de poder y fuerza, la Fender era parte de su cuerpo con la que nos dibujó infinidad de sensaciones anímicas, táctiles y auditivas.


La muerte sorprendió a Hendrix a los 27 años, el 18 de septiembre de 1970 en el departamento de su novia Monika en Notting Hill, una mezcla de somníferos y alcohol le produjo unos vómitos que le asfixiaron, una muerte casual, miserable en la más de las crueles soledades para el hombre que recorrió todo el mundo como un volcán en erupción, sólo nos queda escucharle y respetarle.

                       



5 de diciembre de 2008

...Héroes de Cabecera (I) Eduardo Chillida

En un extremo de la bahía donostiarra, a los pies del Monte Igeldo, instaló en 1977 Eduardo Chillida su obra preferida, el Peine del Viento, con tres espectaculares piezas de acero aferradas a las rocas y rodeadas del mar, ejemplo único de armonía entre arte y paisaje. "El mar tiene que entrar en San Sebastián ya peinado", bromeaba al contemplar cómo el viento sur levanta, ondula y riza la cresta espumosa de las olas que rompen impetuosas contra las rocas.

Junto al anfiteatro sobre el mar, a una altura inferior, discurre la calle que conduce hacia el final del Paseo y que va descubriendo al paseante, primero, la escultura de la derecha; después, la del horizonte, y finalmente, el conjunto, una vez alcanzada la plaza de los chorros, que encauzan físicamente la presión salvaje de la marea. Y es que, de otra forma, sin respiraderos posibles, el mar, que asomaba esporádicamente por las vetas, amenazaba con deshacer la plataforma.

He visto niños y adultos jugando, acariciando y admirando sus hierros, aprendiendo de ellos a adivinar el alma de las cosas y disfrutando de sus formas y texturas, yo mismo me acerco a ellos siempre que viajo a San Sebastián y los toco, los miro, detengo la mirada en el horizonte donostiarra a través de sus densos y descriptivos vacíos.

En su ciudad natal fue portero de fútbol de la Real Sociedad. Se rompió la rodilla, esa con la que también se paran balones, luego vinieron cinco operaciones, no pudo volver a correr, pasaba por ser el más valiente cuando todos corrían, ni siquiera quiso volver como espectador, no soporta el ruido del balón si no lo toca.
Arriba del “Peine” subiendo al Igeldo por el lado izquierdo de la Bahía esta su casa que es un ventanal sobre roca de mar, de Salones grandes y sólidos que albergan a una familia de muchos, no hay vacíos en casa, hay espacios llenos de aire, de viento y de palabras y está Pilar, que la conoció en la baranda de La Concha cuando tenían quince años.
De adolescente Eduardo Chillida alternaba los estudios con las pasiones que acabaron por encauzar su toma de conciencia intelectual, un día en que acude a clase de matemáticas, que las recibía en un domicilio particular y al subir por la escalera escucha una melodía envolvente, llena de posibilidades seductoras.
Deslumbrado y absorto, sondea esa cadencia que es, al mismo tiempo signo y significado y se plantea cómo no admirar una pieza semejante, en realidad, el detalle no carece de importancia.
Después de la primera sorpresa, el joven estudiante cede a la demanda musical: olvida la clase y sentado en la escalera, se deja llevar por una de las seis suites para violonchelo de Johann Sebastián Bach.

Quién no imagina a Eduardo Chillida de piedra o hierro, de madera o papel?, pero siempre de Música, él es afable, de sonrisas, hondo de humor y ternura. Todavía se le recuerda con esa boca fina que se le torcía al reír y unos ojos que emocionados volaban lejos.

Chillida Leku, es un lugar que marca el límite entre San Sebastián y Hernani. Un caserío del mil quinientos treinta y algo, rodeado de árboles ancianos y praderas plagadas de sus esculturas Chillida y su mujer se enamoraron del caserío de Zabalaga en Hernani, la primera vez que lo visitaron en 1983, invitados por su antiguo propietario Santiago Churruca, entonces cónsul en Burdeos. A la familia al completo la casa les pareció que "crujía y vibraba" como un ser vivo. Cien obras, entre dibujos, gravitaciones, hierros y alabastros, algunos de los cuales han tenido que ser recuperados del mercado, se distribuyen en el interior del museo.

El paseo matutino por la porción de bosque habilitada para el visitante es un descubrimiento de esculturas de variadas texturas y algunas de descomunales proporciones, la ladera está mojada y cristalina por el rocío formado por las bajas temperaturas de la noche anterior y al final del recorrido con los zapatos mojados, descansas en el interior de la casa museo, de la que no querrías salir nunca.

Chillida hizo un homenaje a Jorge Guillén y éste le regaló este texto:

Luego trabaja.
Luego golpea.
Luego... Hay que domar el caos.
Hay que colonizar el vacío
y poblarlo de figuras dominantes y sagradas.
Chillida lo hace a su modo como antes hicieron otros, golpeando y sudando,
sudando y pensando,
hace...
Se nota en su taller de ferrón,
y en un olor,
y en un calor

Documentación: Chillida Leku y epdlp.