27 de octubre de 2010

Este Jueves, Relato. Hoy, no hay Tema

Hoy Jueves, en... "Este Jueves, Relato" el tema es que no hay tema. Pero, si hay relato, lo que quiere decir que el hipotético tema al que estamos acostumbrados no viene dado por una sugerencia común a todos los participantes, sino que se lo trae cada uno calentito de casa.

Ya sabemos que escribir, no es ninguna ganga, y menos a los "jueveros" que les cuesta un "juevo" y parte del otro, salir airosos de semejante provocación de la que somos victimas invariablemente cada Jueves. Y si además de sentarte (el que se siente), a pensar como desarrollar un tema predeterminado, tienes que añadir la difícil tarea de inventar un tema en particular, lo que sientes (el que sienta), es una castración total (o sea, que te quedas además sin el medio "Juevo" que te quedaba).

Para escribir de un tema... que no es un tema, sino que son muchos temas, hay que retroceder al Domingo y enfrentarte a la terrible realidad de que, al contrario de lo que estamos acostumbrados, tenemos que inventar, rebuscar en nuestro interior y andar por lo pasillos de nuestra imaginación para vislumbrar algo brillante... pero el qué?

Llega el lunes y tú con él, y llegas a la conclusión de que nada original se te ha ocurrido, ¿Acaso tienen los lunes algo especial, para que nos ocurra algo original?

El Martes, tiene otra pinta y alimentas la esperanza, de que en un momento de lucidez, la chispa nos encienda la máquina de crear temas “jueveros”, pero como no es sábado, sabadete... pues eso, gatillazo narrativo.

El miércoles, empieza a ser tarde, sólo te quedan unas horas, con tanto nervio es imposible concentrarse. Y te dan las Diez, y las Once, las Doce, la Una y las Dos (gracias Sabina) con tan sólo, un par de borrones que llevarte al teclado.

Por fin, el Jueves, día en el que coinciden todos los astros, estrellas, constelaciones y demás musas celestiales, uno se cree en posesión del tema soñado y zas... aparecen las dudas, ¿Gustará?... ¿No gustará?... ¿Es la elección adecuada?... Y tiembla nuestra vocación creativa.

Dicho esto, se me ocurre pensar que una alternativa a mitad de camino entre el tema de habitual comunión colectiva y el de creación individual que tan descarada y traicioneramente nos ha propuesto nuestra ilustre doctora De Las Morenas, podía haber sido un sutil sistema de "velada sugerencia indirecta".
Por ejemplo: -Esta semana no hay tema, que cada uno escriba lo que quiera.- (murmura Mª José, silbando y mirando al techo) y añade con la boquita medio cerrada: -pero sé de alguien que va a escribir sobre el Amooor...-

Otro ejemplo: -El tema de esta semana es libre- dice y entre dientes susurra la susodicha: -que buena e imprescindible es la Libertad...- (disimulando y poniendo énfasis a media voz en cada una de las sílabas Li ber tad)

Y otro más: -Este jueves, Anarquía total- mientras de reojo le lanza una mirada cómplice a Gus, como si no fuera lo que viene haciendo el maragato de Hormigón Pulido (había puesto armado), desde que éste se desata en estos menesteres...

Y en eso estaba, cuando por fin, parece que se me ocurre algo...
.
Más "cosas" diferentes en el Arca de Noé-Gus

23 de octubre de 2010

Un día en... Barcelona



8:30
Hotel Constanza. El arquitecto Rafael Moneo, firma este hotel, ubicado en el corazón del distrito de negocios de Barcelona, espacios llenos de luz y una sorpresa en la cocina, donde Ferrán Adrià propone en su franquiciado restaurante NHube, desde platos de alto registro hasta deliciosas y sencillas ensaladas, incluida una original carta de suculentos bocadillos en “pataqueta” de payés.
9:00
A pesar de todo, salimos sin desayunar, dejando la pataqueta para la noche y el desayuno para dentro de unos minutos. El taxi, nos deja en la puerta de la Fundación Joan Miró en Montjuic. Su jardín interior, anexo de la cafetería, es un lugar tranquilo, un oasis rodeado de esculturas del artista catalán, los primeros rayos de sol se cuelan entre los volúmenes del edificio de Josep Lluís Sert, donde apuramos nuestro café con leche y tostadas con aceite y sal.


10:00
La visita a la exposición es un rito obligado y conveniente, la obra que de Miró se exhibe en las diferentes Salas, son un viaje a un mundo de recuperadas emociones.
11:30
Un paseo por el barrio Gótico, es navegar por el pasado de Barcelona, sus estrechas calles, densos edificios y atractivos miradores te transportan siglos atrás. Llegamos a la plaza del Rey y nos recibe una escultura de Chillida, perfecto telón de fondo para un espontáneo cuarteto de cuerda que hace las delicias de los viandantes, dejamos en los estuches de sus instrumentos unas monedas de agradecimiento. (la música hay que pagarla)


12:30
Rodeamos la Catedral desde su parte trasera a la fachada principal, todo un lujo de edificio gótico. En la explanada delantera, suelen bailar sardanas los domingos al mediodía, el baile es sencillo, de pasos lentos, por lo que cualquier persona puede participar espontáneamente en esta curiosa manifestación popular. Nos despedimos de la zona con un rápido vistazo a los relieves de Picasso en la fachada del colegio de Arquitectos.
14:00
Para comer, siempre está lleno, pero merece la pena, Quimet y Quimet es el paraíso del aperitivo, un pequeño local sin mesas, entre cantina y colmado con una magnífica selección de conservas, tapas creativas y tostas de excelente factura, todo ello acompañado con un cuidado rosario de vinos, vermuts, cervezas y cavas, un ambiente de lo más auténtico. Un poco más arriba, en el 95 de la misma calle (Poeta Cabanyes), nació y vivió Joan Manuel Serrat.


16:00
Barcelona es la capital española del diseño, éste se asoma por cada esquina y en el Paseo de Gracia, después de fotografiar hasta la saciedad y desde todos los ángulos razonables el edificio de la “Pedrera” de Gaudí, entramos en Vinçon, la tienda del objeto de autor; muebles, lámparas, textiles, accesorios de trabajo, útiles de cocina, juguetes, etc. lo último y más singular en la amplia oferta para la casa y las personas.
18:00
Es la hora de un descanso, si es posible de cuerpo y alma.

Le pedimos al taxista, que nos lleve a la calle de l’Or, en el barrio de Gracia, bajamos en la esquina con una pequeña plaza, unos pocos árboles, un parque para niños y unos bancos dejados caer aleatoriamente, buscamos uno cerca del parque, nos sentamos y cierro los ojos, la imagen de Colometa entrando al baile aquella noche de Verbena, me estremece y me emociona. Estamos en la Plaza del Diamante.
19:00
De nuevo en dirección a las Ramblas. La Ópera empieza en una hora y media, tiempo suficiente para una nueva experiencia: Tomar una copa en el vecino Boadas. Un reducto más, donde se muestra la auténtica Barcelona, pequeña coctelería con más de 75 años de impecable servicio, e inalterable calidad.
20:30
El pintor Mario Cavaradossi recita: “Dammi i colori” y a continuación nos regala un “Recóndita Armonía” soberbio. Tosca, nos enamora, nos envuelve, nos esconde en la butaca, hasta que desaparece por los muros del castillo de Sant’Ángelo. El teatro dentro del teatro de Robert Carsen es una apuesta original, que propone una Tosca tan melodramática como la vida que le ha tocado vivir.
12:00
Ahora si, un bocadillo de aguacates y anchoas con corazón de tomate y otro de mayonesa de atún y jamón. Y a dormir con el sabor a la Barcelona de Sisa y Serrat.
12:30
Buenas noches y hasta mañana.


20 de octubre de 2010

Este Jueves, Relato. Robótica


Robótica cruel, o el fatal desenlace de Lanzarote

Lanzarote, nació en Onil, provincia de Alicante, de padre alemán y madre española. Nació para hacer felices a los niños. Su madre lo abandonó al nacer para hacerse Famosa, pero esa... es otra historia.

La máquina de repetir escupió un Click desnudo, de personalidad indefinida, sonrosado e inerte, parecía un niño normal, salvo un detalle, en su interior, donde en los niños anida la vida, Lanzarote estaba vacío de contenido, exento de masa muscular, falto de nervios y sin una mala artería que poner a prueba de cortes y rozaduras.
Así permaneció inmóvil hasta que la cadena le asignó unos leves rasgos de identidad.
El ordenador, a través de un calculado código numérico le vistió de Caballero, traje, corona, capa y escudo, en un claro e intencionado mimetismo robótico que homenajeaba al noble de Camelot.

Una mañana de Enero, creo que la del 6, amaneció en casa ajena, rodeado de misteriosos y sorprendentes artilugios desconocidos para él, todos ellos motorizados hasta los dientes, organizados para matar en movimiento, huir después de golpear y esconderse en su propio caparazón.
Se sintió diferente, víctima disminuida al capricho del resto de la robotizada manada.

Ginebra, su Reina, la niña de ojos azules y trenzas de oro, que lo descubrió aquella noche mágica entre cintas de seda y papeles de colores, asistía impotente a tanta violencia y abuso electrónico. Decidió imitar a los mayores que daban vida mágicamente a casi todo. Lo miró a los ojos, con ternura, acarició sus heridas que sangraban oscuridad e introdujo las manitas plastificadas de su héroe de plexiglás en los dos agujeros de los 220 voltios.

El Click cambió de color y en vez de iluminarse y cargar unas baterías que no tenía, se fue derritiendo lentamente, hasta transformarse en una nube que se elevó convertida en colores, abrazando las estrellas fosforescentes que decoraban el techo de su habitación y antes de esfumarse del todo, dibujó un corazón y un corto texto: "siempre tu siervo, Lanzarote de Famobil".
.
Nota del autor: ¡Si! ya sé que el plástico no es buen conductor de la electricidad, pero que queréis que os diga, mis relatos y yo, somos así.


Robots de todas las especies en el Taller de Gus

18 de octubre de 2010

Rita Levi Montalcini. Hymn nº2

 El triunfo de la voluntad y la inteligencia. Estudió medicina contra la voluntad de su padre, que la quería ama de casa. Especializada en neurología, el régimen de Mussolini le prohibió, por judía, todo ejercicio profesional. Tubo que instalar un laboratorio en su habitación para hacer experimentos. En 1986 recibió en premio Nobel de Medicina por sus investigaciones sobre los factores de crecimiento de las células inmaduras.
Turín, 1909 - Roma, 2012 

6 de octubre de 2010

Este Jueves, Relato. Página 24, 3ª Línea.


"El golfo de los Poetas" de Fernando Clemot.
Página 24, línea 3:

"Sentía en su carne la fuerza de todo lo nuevo..."

El Boeing 767 de AirFrance tomaba tierra en el aeropuerto madrileño. Una vez fuera, Laurann sacó un papel doblado de su monedero y le ordenó al taxista: Hotel Puerta de America, por favor.

Minutos más tarde, el vuelo de Lisboa, aterrizó en la terminal 2 de Barajas.Paolo, enseñó la dirección al conductor, que éste identificó como un destino conocido, el Hotel Puerta de America.

Laurann, llegó antes. Dejó su equipaje en la antesala de la suite, en tan sólo unos segundos, ordenó sus cabellos rubios y repuso el rojo carmín de sus labios, una última mirada en el espejo y buscó rápidamente el ascensor que la llevaría al bar, donde esperaría el encuentro con Paolo.

No hizo falta, en ese momento, él cruzó el umbral de la puerta y dirigió su mirada en un rápido movimiento hacia la formidable barra de mármol, deteniéndola en cada uno de los asientos con la urgencia de descubrir a Laurann, no se percató que ella, divertida, le observaba desde el fondo de la Sala.

Sólo ellos notaron que tembló el edificio, los brazos se buscaron dibujando un circulo con la forma del cuerpo del otro, después de unos segundos de notar el latir de sus almas, se separaron pausadamente para terminar de adivinarse, de descubrirse.

Subieron a la habitación en un ascensor vacío, elevando sus cuerpos juntos sobre la punta de sus pies, en una ingenua provocación a la fuerza de la gravedad del elevador como si eso acelerase la llegada a la planta Ocho.

Una vez en la habitación cerraron la puerta, quedando abrazados, unidos y a la vez distanciados una eternidad del pasillo que quedaba al otro lado de la estancia.

Dejaron las etiquetas para otro momento y el acto amoroso se convirtió en una sucesión de diminutos y minuciosos ataques sensuales, caricias sin reparos que repasaban con lujuria los rincones de sus cuerpos, las prendas de ropa se desajustaron, los botones y cremalleras cedieron el espacio de deseo que escondían y que se ofrecían incondicionales volando en una torpe carrera hasta alcanzar la cama.

Paolo abrazó suavemente a Laurann y la dejó caer sobre los pies del acolchado pecado, delicadamente con una generosa meticulosidad le fue quitando las pocas prendas que aún le vestían, la luz de aquel atardecer filtraba a través de la ventana los rayos de sol que horizontales trazaban las curvas de sus cuerpos desnudos, y se reconocían en ellos descubriendo una imagen, largamente deseada, esperanzadamente imaginada e imperdonablemente demorada.

Laurann, se entregó en un gesto entre tímido y seductor, había soñado con ese momento, pero ahora se enfrentada a una realidad tan tangible y dulce como la humedad que brillaba en su cuerpo, se sintió deliciosamente invadida y regalada con las caricias de un cuerpo nuevo que sintió dentro de ella, suave y ardiente, un solo calor y muchos escalofríos.

Ambos, al completo participaban del maravilloso y acompasado concierto que los elevó al cielo entre gemidos húmedos que satisficieron aquellos cuerpos fundidos en uno solo.

A la mañana siguiente, pidieron dos taxis.
Mientras llegaba el transporte, sentados, ella en un sillón sin respaldo con forma de corazón y él, en una silla de piel blanca de un solo brazo, se miraron a los ojos y aún tiempo se preguntaron:
-y tú, ¿dónde le has dicho que ibas?-


Más páginas y alguna que otra línea, en la Biblio de Gus

3 de octubre de 2010

Camilo José Cela. Hymn nº1

Goya hecho palabra. Su inmenso talento y su éxito -Premio Nobel de Literatura en 1.989-, ayudados por su físico y su personalidad, le convirtieron en una institución. Tras su aspecto de monumento a sí mismo, se esconde un escritor concienzudo y honesto, profundamente innovador, con una capacidad de trazar caricaturas sociales sólo comparable a la de Valle-Inclán.

Padrón, La Coruña, 11/6/1916 - Madrid, 17/1/2002