29 de febrero de 2012

Este jueves, Relato. El apego a un objeto.


"El apego a un objeto... o dos"

Los muy adultos, tenemos la memoria larga y la imaginación más larga todavía. Las “batallitas” tienen colores, misterio, magia, crean expectativas y se perpetúan en el tiempo, incluso algunas de ellas, llegan a parecer de verdad.

Aquella tarde en Benicasim, (Castellón) me preparaba para un acto de relativa solemnidad, tanta como la que implicaba que te premiaran los amigos, vecinos y familiares... o sea, muy poca.
Pero eso, sí, con mucho protagonismo, pues había hecho pleno en casi todas las competiciones deportivas.

Las mesas de la cena en la que se entregaban los trofeos a los ganadores de las diferentes competiciones de las Fiestas, brillaban relucientes reflejando las luces de las farolas de la inmensa pinada. Jardín que por una noche se iba a convertir en el Cenador de una Comunidad engalanada, que por un momento cambiaba los  bañadores por tejanos y las chanclas por zapatillas.


¿Qué que tiene que ver todo esto, con el tema que nos ocupa...? Pues tiene que ver que entonces, era el mejor corriendo, jugando, saltando, nadando, y hoy, algunos años después y sin quererlo, le he cogido un apego especial a dos objetos que articulan/arman mis piernas y que no me permiten ni correr, ni saltar, ni jugar... como lo hice aquel verano.
Eso sí, en los aeropuertos no hay escáner que pite mejor y más alto que cuando paso con mis dos caderas de titanio.
Y es que... mis caderas y yo, somos así.


25 de febrero de 2012

Abstracta Semana.


Hoy, primer día de mi ausencia, me ahoga la melancolía y me desbordan los recuerdos... no quiero mirar atrás.
Hoy, segundo día sin mirar atrás, perplejo en este nuevo amanecer, me lleno de pérdidas irrecuperables, no me caben más de las que traje.
Hoy, tercer día, perdidas mis pérdidas, me veo oscuro y gris, y no sé como iluminarme para encontrarme... aunque sea la mentira.
Hoy, cuarto día entre nubes, me visto de mentiras, me disfrazo de otro que se me parece, lo intento... pero no se lo cree.
Hoy, quinto día de no ser yo, me circunda el amor, sólo tengo que estrechar el círculo y hacerlo mío...  se escurre, es de agua.
Hoy, sexto día de llorar, intento rehacerme deseando el deseo, pero el deseo es muy caro y no está a mi alcance.
Hoy, séptimo día de renuncias, me lleno de recelos y envidias gratuitas. Solo, llego hasta el horizonte, cruzo su puerta y me pierdo para siempre.


22 de febrero de 2012

Este jueves, Relato. ¿Algo inolvidable?


¿Hemos vivido algo extraordinario, especial, inolvidable?

Ocupé mi asiento, y quedé sumido en la más total de las abstracciones.
El color y las estrellas mariposeaban golpeándome como punzadas de alfiler dorado. Aires de fiesta, de ilusiones, de esperanzas y de miedos. Todos ellos se paseaban a mi alrededor, cubriendo mi aura; ésta, me protegía de dispersarme en ensoñaciones que no eran aconsejables y que además no deseaba.
Encerrado en mi mismo, ausente del carnaval que se dibujaba delante y detrás de mí, recordé mis principios; aquellos en los que idealicé esta posibilidad extraordinaria, especial, inolvidable.

Sentado, impaciente con vecinos impacientes, fiel a la espera con la mente perdida y los ojos distraídos en  piruetas ajenas, esperando el paso del tiempo.

El espectáculo avanza y los mercaderes se confunden y se mezclan. Los de pedigrí con los bastardos... ¿En qué equipo juego yo?
Cae la noche y sube el alboroto, de pronto se hace el silencio... es mi turno.

-Y el Oscar es para...

18 de febrero de 2012

Brandenburgos a la vista. PFP, expone en La Rioja


El siguiente entrecomillado es de Barbebleu
"Admiro a los Artistas porque quieren y saben crear; porque son dioses menores. Son dioses porque crean, y son menores porque no crean desde la Nada. Y no crean espacios, tiempos o similares; ellos crean emociones, sentimientos, espejismos de la cabeza, el corazón o las tripas, que de todo hay, y cada momento tiene su afán y necesidad. Incluso existen aquellos que amalgaman sensaciones contrapuestas para dejarnos en ebriedad fisiológica…

Y si son dioses porque crean, y son menores porque crean desde el Algo, mayor asombro produce crear desde el Todo. Acercarse creativamente a un Absoluto, JOHANN SEBASTIAN BACH, requiere talento creativo, es evidente, pero también arrojo y determinación, y si me permiten, ese punto exacto de locura que espejea en el artista.  Y esto es lo que nos aporta PFP al entrar a saco en la obra bachiana, descubriendo su perfecta arquitectura interior, desentrañando la eficaz simplicidad de su complejo genoma.

Como el Todo engloba infinitud y éste es un concepto que nuestra limitada mente no procesa, es preciso operar por partes, mucho más manejables. Y nada más atractivo que hacerlo con una porción ennoblecida: los Seis Conciertos de Brandemburgo, según la denominación de Spitta de 1880, o Seis Conciertos para  Diversos Instrumentos dedicados al Margrave Christian Ludwig de Brandemburgo, Elector de Sajonia.
En la estructura orgánica de las maderas de la artista reconocemos la superestructura cósmica del compositor, inasible y cercana a la vez; como un ser humano. Las texturas nos revelan la complejidad armónica y polifónica de la genial composición, el horror vacui de sus afectos, el clímax simbólico.

El color puro, en nebulosa, de las láminas satisface la vitalidad de la partitura en la misma disecciónde los secretos de los pentagramas, cuajados de notas como estrellas, donde apenas cabe el silencio ni la materia oscura; incluso la persecución propia de la fuga puede observarse en las distintas hojas con tan solo un ligero movimiento de cuello…


También la disposición, pura aritmética de la geometría, una divina proporción, nos permite percibir la afinidad selectiva entre ambos artistas; complementariedad con propiedades emergentes, pues la sensación óptica aporta nuevos brillos al sentido acústico. Así, a izquierda o derecha, adelante o atrás, de alguna manera todos nos sentimos Margraves de la Visión, ventana del alma.

Disfruten del  proceso creativo desde el Todo, con la vista puesta en Brandenburgo... y más allá, mucho más allá."


Pilar Fernández-Pinedo Armendáriz, es Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona y miembro de la Real Asociación Amigos del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. 
Visión Mundi es la ONG que apuesta por la cooperación al desarrollo, informando y creando conciencia social luchar contra la ceguera de las personas más desfavorecidas, especialmente en los países más pobres y en vías de desarrollo, como medio para contribuir a un mundo más justo y solidario.

Por ello, su prioridad es la formación de las personas de los países en que trabaja, a través de becas y centros de enseñanza. Visión Mundi está formando equipos multidisciplinarios de profesionales locales (oftalmólogos, ópticos, enfermeras, personal paramédico, economistas, logistas, asistentes sociales), que trabajen de manera coordinada en la lucha contra la ceguera y que luego, a su vez, formen a otros que permitan la continuidad de los proyectos.
Este proyecto, aunque más lento y costoso, es a la larga más eficaz que el envío puntual de equipos desde España a hacer cirugías o poner gafas.


Sala de exposiciones IberCaja.
San Antón Nº 3. Logroño.
17 Febrero- 2 de Marzo de 2012

Los fondos obtenidos con la exposición Brandenburgo a la Vista, van a ser empleados para que dos médicos africanas becadas por Fundación Visión Mundi puedan continuar su especialidad como oftalmólogas.

15 de febrero de 2012

Este jueves, relato. "I Have A Dream"


Luther King, tenía 34 años, cuando recibió una carta de un desconocido que se hacía llamar Barack. El sobre tenía matasellos de Honolulu, pero lo que le desconcertó era que estaba fechada el 28 de Julio de 1980, cuando en realidad estaban en el 1963, pensó que se trataría de algún error.
Le llamó la atención el carácter decidido y soñador de aquel joven, que con una caligrafía minuciosa y ordenada, le recordó su adolescencia en Atlanta, en la que sufría el segregacionismo mientras intentaba graduarse formalmente en secundaria.
King, le devolvió el escrito, animándole a construirse un futuro firme, sin entrar en detalle sobre las diferencias en las fechas, pensando que sería un lapsus de la oficina de Correos.

La misma perplejidad le producía a Barack, al comprobar que estaba recibiendo en 1980 correspondencia sellada en Atlanta en 1962. Era imposible que aquello estuviera sucediendo. Ninguno de los dos sabía del otro. Un cúmulo de coincidencias misteriosas los habían unido en ese breve ejercicio epistolar.
Las cartas se cruzaban en el tiempo y en el espacio de una forma inexplicable. Por alguna extraña razón que no llegaban a comprender, éstas se perdían en algún punto del camino estableciendo una demora o un adelanto de 18 años.

Un mes después, el 28 de Agosto de 1963 King, recibió la última de estas cartas que le decía lo siguiente:
-Mi nombre, como sabe es Barack, tengo 19 años y soy de raza negra. Le voy a hablar de mis sueños, que son los suyos. Sueños sencillos y grandes, pero que desgraciadamente dependen de algunos hombres y aunque soñar es gratis, éstos son malos, poderosos e interesados.

De sueños hablaban, King y Barack sin saber nunca si se habían buscado o por qué las cartas acortaban o alargaban el tiempo, hasta encontrarse en ese extremo en el que ambos aún tenían sendas vidas por delante.

Al día siguiente, King inspirado por el contenido de las cartas de Barack, inició en un discurso multitudinario:
-"I have a Dream..."-


8 de febrero de 2012

Este jueves, relato. El Arte de Observar.


En silencio, la imagen de ElSilencio nos arrastra a una desconocida Ilusión.
Una reunión alrededor del misterio, de la expectativa, del descubrimiento. Nos saca de nuestra cotidianeidad y nos da la vez para satisfacer la curiosidad.
No importa lo que veamos a través del hueco en la pared, no importa lo que nos acompañe en la aproximación a la escalera de subida, no importa su tosco, austero y espartano entorno, no importan los que accidentalmente coinciden con nosotros en el orden de visita.
Lo que realmente importa es la necesidad de encontrar un mundo nuevo al hilo de la provocación. El motivo, la excusa, el hambre, el irrefrenable deseo de iluminar nuestras vidas, de una vez por todas.

-Dicen que se ve la felicidad.
El, guardaba cola desde las 12 del día anterior. Toda la noche en vela, esperando su turno, tenía el 620 y ésta daba dos veces la vuelta a la manzana.
-A mí me han dicho que hay una ventana grande con una luz cegadora, que aturde y deslumbra, pero que si te fijas detenidamente ves a Dios.
El, comentaba con sus vecinos algunos rumores que le llegaban de los que ya habían visitado ese extraordinario Circo de los Deseos.
Una mujer que salía narraba, que sintió en su interior la dicha, el gozo de la visión total del éxtasis al que tenía derecho y que tan imposible era encontrar a su alrededor.

El tiempo pasaba despacio y los números desaparecían lentamente por el interior del gran portalón.
-He visto la Verdad- confesaba un anciano con los ojos nublados y el alma iluminada.
-Ahora sé que color tiene la Paz- gritaba en alto una joven, que se perdió aturdida entre la multitud.

La cola avanzaba a ritmo lento... tic, tac, tic, tac... 617, 618, 619... 620. ¡Yo, ese soy yo!


"Foto cedida por ElSilencio en Devianart"

6 de febrero de 2012

Con el miedo en el cuerpo


Para Tomás, el día pintaba mal. Había recibido una carta certificada, por la que se le citaba esa mañana en el Servicio de Urología.

El contenido de la carta era el siguiente: "Pauta de preparación para la Cistoscopia y recogida de orina para la Citología" seguido de un texto farragoso en letra pequeña que hablaba de laboratorios, biopsias, anatomía patológica y antibióticos.
A Tomás le cambió el color de la cara y la gama de violetas, morados y lilas pintaron un nuevo lienzo en su rostro que le acompañó el resto del día.
Consultó a la Wikipedia para confirmar que no estaba equivocado... ¡Dios mío, no estaba equivocado!

Aguardó impaciente en la sala de espera, hasta que su nombre sonó por los altavoces...
-Tomás García, pase a consulta 8.

Muerto de miedo, y siendo consecuente con los conocimientos que al respecto había adquirido en las últimas horas, empezó a bajarse los pantalones. Cuando estuvo desnudo de cintura para abajo, se presentó a la enfermera, ante el asombro de esta.
-¡Pero que hace Ud. buen hombre!-
-Pues yo... no sé... ya estoy preparado, no?
-Preparado... para mear en este frasquito no hace falta tanto exhibicionismo. Ande llénelo en el Baño, déjelo en el mostrador y pida hora para conocer el resultado... ¡Eso es todo!

Tomás, confundido se marchó de la consulta 8 de Urología, contento como un niño con zapatos nuevos, pero avergonzado y acordándose de la "Mamá" del administrativo que redactó aquella citación.

1 de febrero de 2012

Este jueves, relato. "Refranes"


Uno Nuevo, otro viejo y un tercero prestado.

El nuevo: “Más vale tarde que nunca”

Amé torpe, lisiado, ciego.
Amé el cuerpo, al descubrir el alma.
Amé desnudo, después de haber sobrevivido vestido.
Amé desprendido, entregado, vendido.
Amé el Blanco y Negro, cuando supe como era el color.
Amé la esperanza, la mañana que vi salir el Sol.
Amé el despertar, después de ver dormir para siempre.
Amé con alas gastadas a ángeles demonios.
Amé con desesperación, el tren que perdí.
Amé más tarde, lo que primero sólo quise.
Amé la belleza, antes de tenerla.

El viejo: “El corazón tiene razones, que la razón desconoce”

Pierdo el autobús de las 12... es el último. Asumo el contratiempo con resolución y al instante corro, bebiéndome los seis kilómetros que me separan de casa.
Primero una gran avenida, luego otra, un cruce y a la derecha el largo bulevar. Llego al portal extenuado, enamorado... ¡He recibido el primer beso!

El prestado: “El Amor es ciego”

“Si el amor es ciego cuando nos ataca, lo mejor será que nosotros nos venguemos quedándonos completamente inconscientes cuando nos abandona”
(Terenci Moix)