29 de diciembre de 2012

Adiós 2012


Parecerá demagogia y tal vez demasiado personal, pero este Post está dedicado a una despedida, la del año 2012.
Hay cosas mucho más importantes que el contenido de este vídeo, pero este año también es mío, para lo bueno y para lo malo.
No he podido evitar ser salpicado por la sarna socio-económica y en el camino he perdido muchas cosas, como la mayoría de vosotros.
Pero una, que siempre tendré es mi experiencia profesional en África; ésta, me ha permitido conocer un país y unas gentes a las que siempre hay que recordar y de las que siempre hay que volver a escribir.
No quiero prescindir del valor de civilización que tenemos, símbolo de progreso hacia una vida más placentera, pero que debería ser patrimonio de todos y no de unos pocos.
Este vídeo es un insignificante homenaje a una tierra que me ha movido el piso, y de la que nosotros pulgas civilizadas, tenemos mucho que aprender

Bienvenidos  todos  al  2 0 1 3

                       

26 de diciembre de 2012

Este jueves, relato. "Sueños"



Me muevo entre sábanas húmedas. Las noches de Agosto tienen algo de asesinas, lo que debería ser un plácido sueño se convierte en una insufrible pesadilla; que dicho sea de paso es como el negativo en fotografía, la misma realidad pero en una visión fantasmagórica.
Sueño y pesadilla… ¿no son la misma cosa, o no es acaso todo un sueño indistintamente del cariz que tome su desarrollo y desenlace?

Lo cierto es que aquella noche de hastío en el estío, me dormí pensando en un grandísimo relato, toda una novela, un texto de cabecera, un ensayo de referencia. Ese sueño, ¿he dicho sueño? Si, ese sueño que no es el que se consigue (no siempre) al dormir. Ese sueño, que despierto te sume en la más hipnótica de las idioteces. Ese, que pierde toda figuración de un día para otro.
Pero ese tomo, con lomo de cuatro centímetros… ese sueño, me quitaba el sueño, e insistía en ocupar un lugar en mi dispersa inconsciencia.

Esa noche, entre sueños de verdad y de mentiras empecé a construir mi aventura. Con una fluidez inusitada acumulé personajes, tiempos, lugares, argumentos. Con un racionalismo académico ubique fechas, diálogos, amores y desamores. Con una nitidez cómplice acaricié las hojas satinadas y el grueso de las cubiertas ya encuadernadas.

Son las siete y el despertador no para de sonar. Me incorporo lentamente, abro los ojos y me recreo en mi recuerdo nocturno. ¡Lo he soñado! Por fin lo he soñado… pero lo cierto es que ahora, despierto… no me acuerdo de nada.






19 de diciembre de 2012

Este jueves, relato. "Mi Plaza"



“Cuando llegamos a la plaza ya tocaban los músicos. El techo estaba adornado con flores y cadenetas de papel de todos los colores”


Son fiestas en el barrio de Gracia.
La veo entrar en la Plaza moviéndose al ritmo del pasodoble. Con las manos, Natalia dibuja corazones en el aire, siguiendo con la mirada la yema de sus dedos que se balancean abajo y arriba. Se acerca a los músicos y pegada a las esparragueras que hacen de barandilla espera a que en la rifa rifen cafeteras.
    -¿Bailamos?
    -No sé.
    -Es igual, yo sé mucho y te enseñaré.

Los chiquillos echaban petardos por las esquinas de la Plaza, mientras aquel apuesto y descarado muchacho le aseguraba que en un año sería su señora y que bailarían el ramo en la Plaza del Diamante.
    -Gira, gira Colometa
    -Me llamo Natalia.
    -Tú sólo puedes tener un nombre: Colometa.


He estado en esa plaza muchas veces, y sentado en uno de sus bancos con los ojos cerrados he imaginado esa escena esperando que los músicos enfunden sus instrumentos, y una vez  vacía y con todo el mundo en sus casas, verlos bailar un vals de puntas en la Plaza del Diamante.

¿Y aún me preguntas por qué la Plaza del Diamante?






12 de diciembre de 2012

Este jueves, relato. SE VENDE (a cuatro manos)



Aquel lunes de otoño de 2020, Tomás, responsable de mantenimiento, llegó al museo puntual como cada mañana. Le llamó la atención un cartel colocado en lo alto de la puerta que, en grandes letras fosforescentes, rezaba así: “SE VENDE”.

Perplejo y desconfiado, esperó la llegada de Don Antonio, el Director. Él le sacaría de dudas.
 
    -Es una decisión de las altas esferas- le contestó su jefe.
    -El Ministro ha dicho ya su última palabra. Ha decidido que hay que cerrar y venderlo todo por cambio de orientación en el negocio.
¡Malos tiempos para el Arte, Tomás! Ahora “molan” otro tipo de valores. Y no va a consentir por más tiempo la exposición pública de todo ese material obsceno y subversivo: Ese borracho con las uvas babeando por la cara, o ese otro de las Tres Gracias, clara e intolerable demostración de lesbianismo, o esa Maja enseñando su cuerpo de forma lasciva. ¡Esas Lanzas de Breda que acaban  recordando la Independencia de los Países Bajos!
Y todas esas toneladas de objetos de Rastro madrileño… ¡Hay que deshacerse de tanta subversión y de tanta cochambre!
Lea, lea… las condiciones de venta que publica hoy el B.O.E.

URGE VENDER
Magnífico inmueble de 45.000 m2 en pleno centro de Madrid, al lado del Parque del Retiro y cerca del Congreso, Cibeles y Atocha…
Construcción de dos plantas, del año 1785. Recientes obras de remodelación y ampliación en la zona de los Jerónimos. Acabados de máxima calidad.

Los materiales del inmueble se venden aparte.
Las colecciones de cerámicas, porcelanas, esmaltes, abanicos, dibujos y estampas  se venderán en lotes de cajas.
Las esculturas pertenecientes a las culturas griega y romana se venderán a peso.
Los óleos, telas y tapices se venderán al metro cuadrado. Queda anulada la subasta prevista.
Máxima versatilidad de uso para las 100 salas actuales, utilizables como Macroburdel, Parque temático (Casinos, Restaurantes, Peñas deportivas...) o como Gran superficie (Corte Inglés, Ikea, Mediamark...)

Precio total del inmueble: 100 millones de rajois (*) negociables.
* Un millón de los antiguos euros, desaparecidos en 2014


Relato de Sani y Alfredo.
Nota al margen: Alfredo y Sani, proponen añadir a las normas de Tésalo, una más: La norma MarDeTol (**)

** La Norma del "Margen De Tolerancia" en relación con la extensión de los relatos. Que el margen de tolerancia sea del 10%. De modo que  si se fija una extensión de 200, 300 ó 400 palabras para un relato, el margen de tolerancia  permita llegar a las 220, 330 o 440 palabras respectivamente





5 de diciembre de 2012

A fuego lento. Museo Peggy Guggenheim - Venecia




El paseo por el Gran Canal, es uno de los más recomendados en la visita a Venecia. Sus palacetes de fachadas húmedas, los viejos hoteles de aspecto rancio y los estucos de las paredes luciendo la más amplia gama de colores. La vista se va acostumbrando a esa riqueza de matices, sensaciones e historias escondidas entre la estrechez de sus callejuelas.
El museo Peggy Guggenheim es una sorpresa blanca, fresca. Un volumen diferente, presidido en su terraza delantera por una escultura ecuestre de Marino Marini de una obscenidad subyugante.


Después de disfrutar con la abstracción, el surrealismo y el expresionismo abstracto, su restaurante es la mejor escala para reponer equilibrar fuerzas.
El Antipasto, es el aperitivo frío servido antes del plato principal, plato tradicional de la cocina italiana. Incluye desde especialidades del chef hasta las sencillas aceitunas. Su objetivo es abrir el apetito sin saturar los sentidos. Un preludio al gran banquete de carnes o pescados.