27 de noviembre de 2013

Este jueves, relato. "Cementerios"


París, bien vale una misa… aunque sea de difuntos.

Miles de pájaros anidan sus árboles y el aire se llena de una música que aturde. A primera vista, o más bien a primer oído, los cantos se mezclan, fundiéndose en una cortina musical de difícil ubicación.
Es cuestión de Fe… y de concentración. El paseo por una de sus grandes avenidas es lento y trascendente. Gris y húmedo, porque en París casi siempre llueve; y esa llovizna tan parisina templa la emoción. Lo justo para escuchar el trino de un ruiseñor o a la golondrina, que de lejos cuchichea: “je vois la vie en rose. Il me dit des mots d'amour”

A las avenidas le siguen estrechos y sinuosos caminos. Las tórtolas resabiadas permanecen en las alturas lejos de los ejércitos de orondos gatos que desean amarlas hasta la muerte. Entre sauces y limas, un cansino y psicodélico eco repite: This is the end beautiful friend. This is the end, my only friend, the end”

El entorno es frondoso, natural, y un moho regado de rocío vespertino se pega en la punta de los zapatos al paso entre ángeles de carrara y águilas de travertino. Es entonces cuando un coro de búhos ulula con esencia andaluza: L'amour est un oiseau rebelle que nul ne peut apprivoiser, et c'est bien en vain qu'on l'appelle, s'il lui convient de refuser!

Ya ha anochecido. Inicio el regreso por la Rue des Rondeaux y siento en mi espalda la presencia de las almas inquietas de La Môme, el inefable Jim, y el errante Bizet… entre otras muchas.

Nunca olvidaré este lluvioso día, bebiendo la vida de los muertos que ponen música a los pájaros de Père-Lachaise.


24 de noviembre de 2013

Los domingos, vamos de Museos... Fondazione Marino Marini. Pistoia - Toscana. (21)


De Pistoia, es el pintor y escultor Marino Marini, sus series de caballos, con jinetes o sin ellos, son de una belleza poética y a la vez de una expresión trágica que te dejan paralizado. La visita al Centro de Documentación del artista, ubicado en el Palacio del Tau, la contemplación de sus esculturas, aguafuertes, cientos de dibujos dedicados especialmente a la figura del caballo, la famosa escultura y su maqueta en barro original del rostro de Igor Stravinsky, su taller privado, que habitualmente permanece cerrado al público y que tuvimos la suerte y el privilegio de presenciar, un espacio escénico entrañable para la Obra del más famoso escultor contemporáneo pistoiese.


La Fundación tiene por objeto garantizar la conservación, protección y mejoramiento de la obra y el patrimonio artístico de Marino Marini. Promueve y patrocina exposiciones retrospectivas, publicaciones de arte y cualquier iniciativa para la investigación y el estudio. Apreciar y honrar el trabajo y la memoria del artista, asegurar el inventario del patrimonio y la conservación del material de archivo de Marino Marini.

      


20 de noviembre de 2013

Este jueves, relato. Ídolos


Cada mañana, al levantarme, veo a mi Ídolo en el espejo, taciturno, dormido, ido, irreverente y cáustico… Y se me cae el alma a los pies.
No lo reconozco con ese aspecto, me pregunto si no recogería la noche anterior a un sin techo que durante el sueño ha usurpado mi identidad.
Necesito algo de tiempo, una ducha fría, un café y recuperar el ritmo cardiaco. Precalentar y ensayar sonrisas hasta dar con la más aparente.
Y de nuevo, ante la luna pulida, limpia y reflectante aparecer como El Ave Fénix, renacido y dispuesto a interpretar un nuevo Yo.
Porque en definitiva de eso se trata, de interpretar al Ídolo que nunca somos, aunque haya días que estemos a un “tris” de conseguirlo.

Ya tiene bemoles intentarlo, y el ensayo es necesario. Miras con impertinencia al cristal opaco y retas a ese de enfrente al más difícil todavía… Y susurras: -Ese sí, ese podría ser yo- Lo ves de cintura para arriba, con barba de tres días y ojeras de cuatro noches. Pelo blanco que se despeina con los dedos de la mano.
Lo miro fijamente y le increpo: -Venga canoso, que eres mi Ídolo, ¡vamos fuera, que todo está por hacer…!-


Y el canoso de canas desordenadas, engañado por su reflejo, se lanza un día más a la aventura de Vivir. 


Pintura de cabecera: Peter Bonde

17 de noviembre de 2013

Los domingos, vamos de Museos... Fornasetti, Milán (20)


Era inevitable que más tarde o más temprano, Piero Fornasetti, encontrase un hueco en esta serie de “Este domingo, vamos de Museos… Tal vez el menos Museo de todos y tal vez también el menos visto.

Piero Fornasetti, milanés de nacimiento, fue famoso por su singular e imaginativa pintura, su gran fantasía como diseñador de producto y su elegante y místico sentido del humor en la concepción de todos los detalles que configuran su extensa Obra.

El rostro de la soprano Lina Cavalieri, quedó impreso en porcelanas, lámparas, muebles y corbatas. Hizo tantas versiones de su cara que hubo que recogerlas en una colección que llamó “Temas y Variaciones”

En el 45 de Vía Alessandro Manzoni de Milán, se esconde un palacio con un patio interior que ya lo hubiera querido Visconti para alguno de sus exquisitos decorados, en el interior está el pequeño imperio Fornasetti, en él vivía y creaba su particular iconografía de soles y lunas con el amable y bello rostro de la Cavalieri que acabó convirtiéndose en una amplia colección de platos con más de 350 versiones de la misma idea.

En su Obra se perfila un estilo único, elegante, al margen de corrientes de moda coetáneas, personalizando ese carácter inquieto del artista sin concesiones, libre, caprichoso que adelantándose a su tiempo ha conseguido perpetuar su trabajo.

      



12 de noviembre de 2013

Este jueves, relato. Con el Alias de otro.


La Pillina.

-¿Nombre?
-Milagros, pero todos me llaman “La Pillina”
-Señorita, déjese de chuflas o la empapelo.
-Milagros Gómez, para servir a Dios y a Usted.
-¿Profesión?
-Mis labores.
-¿Sus labores, con quién cree que está hablando?
-Bueno… Puta, pero yo no quería.
-A ver, y dice usted que el finado se le desplomó encima en pleno “acto”
-Sí, verá Sr. Policía, estábamos haciéndolo cuando de pronto se puso rojo y quedó quieto, como sin respirar.
-¿Le dio algo de beber?
-Lo mismo que a todos, una copita de anís “Los Molinos
-Señorita… ¿cómo ha dicho que se llama?
-Milagros, Sr. Policía, Milagros Gómez.
-Señorita Milagros, ¿sabía Ud. con quién estaba haciéndolo?
-No, le juro que no, al cuarto entró de paisano, aunque me extrañó que me preguntará si tenía un rosario, y me hiciera zapatear desnuda con el en la cintura.
-Un rosario dice… ¿de dónde lo sacó?
-Ay... Sr. policía, no sabe Ud. la de cosas que guardamos en nuestra caja de pandora.

-¡Joder! A ver cómo le digo yo ahora al ministro que el Obispo la ha “palmao” pegando un polvo con “La Pillina”



10 de noviembre de 2013

Los domingos... vamos de Museos. Karen Blixen. Nairobi (19)


“Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong…”.
Este el comienzo de la obra maestra de Isak Dinesen (Karen Blixen)
La columna vertebral de la novela, se centra en Nairobi, en unos vastos terrenos al pie de las colinas con forma de nudillos (Ngong) en aquellos momentos a las afueras de la capital de Kenya, y hoy devorados por la inmensa urbe e integrada como un barrio en el que todo lleva el nombre de Karen Blixen.  
Karen, cambió su hogar en Dinamarca por una nueva vida cafetalera en Kenya a finales de 1913. Allí sigue en pie la granja, hoy convertida en casa museo, uno de los principales atractivos turísticos de Nairobi.
Se conserva la casa repleta de sus objetos personales, maquinaria…

Como en la mayoría de los Museos que he visitado, existe un componente importante de disfrute, curiosidad y documentación, pero en este caso la emoción y la pasión por el lugar y su entorno, fueron inolvidables.

          



5 de noviembre de 2013

Mi "Plaza..." cumple años.



¡Mi Plaza… cumple años!
6 razones para celebrarlo… (Una por año cumplido)

  6 años de vínculos reales en un entorno virtual
  6 años de milagrosa supervivencia en un medio fugaz y veloz.
  6 años de soñar, arriesgar, reivindicar y errar.
  6 años de descubrir corazones e imaginar caras.
  6 años de compartir ánimos, alimentando un proyecto Cosmi-cómico que me sigue enamorando.
  6 años de encuentros y desviaciones con el papel, que me recuerdan mi “punto de partida”

En Fin, 6 años ya. Y es que... mi Plaza y yo, somos así.
Gracias a todos por estar.



3 de noviembre de 2013

Los domingos... vamos de Museos. Del Chocolate_Barcelona. (18)


El Museo del Chocolate está impulsado por el Gremio Provincial de Pastelería de Barcelona, ubicado en el antiguo convento de Sant Agustí.
Desde su llegada a Europa y su difusión como un elemento situado entre el mito y la realidad, ha sido valorado por sus propiedades medicinales y nutritivas.

En el siglo XVIII el ejército borbónico era un fanático consumidor de este producto, y según las ordenanzas, el chocolate estaba presente en los menús de las academias militares: “Para desayuno de cada cadete y oficial de compañía se dará onza y media de chocolate con un cuarterón de pan...”
La misión del Museo del Chocolate es facilitar a la comunidad el acceso al conocimiento de la historia de ese producto, para que se reconozca en él la difusión del patrimonio de tradición artística del trabajo en chocolate y los valores artesanales de la pastelería catalana.