31 de octubre de 2014

Andivero. El día que los cielos se abrieron.


Antonio Andivero, pintor y escultor uruguayo de Montevideo.
Uno de los máximos exponentes de la pintura que representa la intemporalidad del Universo. 
¿Será verdad aquello que de él dijo un critico? que a través de su obra el Cosmos se mira el ombligo...

Los temas de los enigmas planetarios y la cosmografía determinan su creación. Un universo intemporal, con referencias al pasado, al presente y a un futuro fabulado, que integra en su obra visiones bíblicas junto a ciencia ficción.
Una cosmología amable y seductora en la que está ausente todo elemento inquietante. Su mundo de ficción es acogedor y agradable. 
"Por el camino de la belleza el hombre ha de encontrar la paz interior",

Formalmente su visión terrestre y celeste está trasmitida con transparencias, sutiles esfumados, efectos de tersura, gofrados, rayados, evanescencias cromáticas. La factura impecable de sus grabados tiene un preciosismo expresivo que se adecua al tenue lirismo de las imágenes.
El dibujo es la escritura de su lenguaje. Dibujo poseído, en trance, transportado a un mundo de felicidad, lleno de gracia, lleno de asombro, sostiene el artista.








29 de octubre de 2014

Infidelidades alrededor de un café


Blas entró –como cada mañana- en el Bar y con un gesto concretó su deseo. Desde el interior de la barra Elena asintió, no tenía dificultad en memorizar por muy complicados que fuesen los gustos de sus clientes. Con precisión prusiana, sirvió el café que acompañó con unas dulces y variadas galletitas de trigo.
Blas alargaba el tiempo de su desayuno,  haciéndolo coincidir con los escasos minutos en los que Elena se tomaba un respiro para compartir con él su segundo café de la mañana. El café rápido de ella y el descafeinado pausado de él celebraron estos encuentros en la barra en un diálogo fluido y amistoso.

Los sentimientos que dan paso a la pasión, se mantenían vivos cada mañana alrededor de ese juego presidido por aromáticas y cremosas espumas. Elena y Blas veían crecer la magia en sus corazones, y las coincidencias, provocadas, alimentaban leves pecados de pensamiento.
Disfrutaban complacidos, que la comunicación y el deseo entre dos personas que comparten íntimamente un café, es a veces más placentera que la que se produce regularmente en la cama.

En esta ocasión el sexo, tenía sabor a expreso de Colombia y a galletitas recién horneadas.

27 de octubre de 2014

Palabra 44 de 52: Horizonte



Horizonte es una delgada línea, objeto de deseo de nuestros sueños. Si la cruzas, caes en el precipicio de la ambición; si te quedas a unos metros, sufres el trauma de la decepción.

(Por si hay que pegarle a alguien la cita es mía)
Siguiendo una idea de Sindel

26 de octubre de 2014

¿De quiénes son estos ojos? (4ª entrega)


4ª entrega del juego de los Ojos

29.-
Cecy

30.-
Charo

31.-
Jime

32.-
Carmen Polo

33.-
Luis

34.-
Mar Martín

35.-
Nieves

36.-
Tere

37.-
Ana

38.-
Alfredo

La solución a la 3ª entrega en este enlace


22 de octubre de 2014

Este jueves, relato: Información periodística.



Un somero acercamiento al periodismo de ficción.

En el prólogo del libro “Este jueves, relato”  -que no deja de ser un ejercicio periodístico que fija en fecha y papel las inquietudes de un colectivo- nuestro Jefe de Redacción Luis Arias más conocido por Tésalo, en un alarde de abstracción editorialista, subrayaba estas pequeñas joyas:
“Una convocatoria es un abrazo, por lo tanto no hay lugar en ellas a imposición alguna…”
“La vocación, ¡por fin!... ella es la clave” 
“He sido de ti, como has sido de mí a lo largo de estos años, nos hemos hecho uno y otro cada jueves”

Casi tres años después, las rotativas siguen escupiendo convocatorias y respuestas en un bucle que no parece tener fin.
Desde mi columna, una más, me tomo la licencia de lanzar al aire esta “información periodística” que es un homenaje al padre de la criatura:

Querido Tésalo, este jueves próximo podría ser más o menos el que hace 250. Mucha batería se ha consumido desde ese inicio del 2010 en el que te sacaste de la chistera esta genialidad que nos sigue teniendo juntos y en vilo cuatro años después.
Recuerdo tus relatos, extraños e hiperrealistas. Auténticos y honestos como tus sentimientos. La abstracción, gastando hasta el límite la punta de tu lápiz.  Desapareciste como el fantasma que ya no tiene nadie a quien asustar, porque le han descubierto la cara después de caer pisándose las sábanas.
Aquella noche en Madrid, después de regalarnos una velada entrañable en la que nos mostraste un Luis accesible, sencillo, culto y conocedor de todo lo concerniente a cada uno de tus apadrinados relatores, y a los que seguramente ya tenías intención de abandonar.  Fue un Hola y Adiós y así… hasta hoy.
Tu recuerdo nos acompaña cada jueves, de una u otra forma apareces entre sábanas blancas con dos agujeros para ver, y con esa ambigüedad que te caracterizaba nos marcas el guión a seguir. Sólo un detalle ha cambiado y supongo que nunca imaginarías que eso podría pasar: Es la forma de leer e interpretar los textos.
Sí, te parecerá que exagero, pero es cierto. El lector tiene un “chip” diferente, entiende el texto no como un relato con la carga de ficción o imaginación que tiene lo relatado, sino como una personalización documentada del tema en cuestión, generando una corriente de opinión respecto a la historia o emitiendo un juicio de valor que desvirtúa el verdadero sentido de una convocatoria que es literaria por encima de todo. Se toma partido y polemiza respecto al contenido como si de una confesión personal se tratara. Nunca más lejos que pretender sentar cátedra con la idea general que en la mayoría de los casos en inventada para la ocasión, intencionadamente controvertida, pero no necesariamente identificativa. 

Uno, no es el personaje de su relato, que incluso en algunos casos ese uno, es una. Uno, no muere cuando muere su personaje, en cualquier caso como en el teatro, resucita para darle vida en la función siguiente. Pero lo relevante no es la muerte en sí misma, sino la forma con la que el autor te emociona y te envuelve con su particular ficción.


En fin, amigo Tésalo, estés donde estés, que sepas que seguimos por aquí, intentando escribir mejor cada jueves, y no necesariamente ser mejores, que en eso, es más fácil engañar. 

21 de octubre de 2014

Palabra 43 de 52: Agua


Agua infinita, que vienes engañando con besos salados a mi corazón, y contigo te lo llevas 
Dime... ¿Cuándo lo volveré a ver?

19 de octubre de 2014

¿De quiénes son estos ojos? (3)



¿De quiénes son estos ojos?
(3ª entrega)

19.-
María Liberona

20.-
José Vicente

21.-
Maribel

22.-
Susus

23.-
Juan Carlos

24.-
Verónica

25.-
Leonor

26.-
Oscar

27.-
Carmen

28.-
Rossina

Las soluciones a los ojos anteriores 
(2ª entrega) en este "enlace"

16 de octubre de 2014

Este jueves, relato: Matrimonio Impuesto.


Aurora se preguntaba cómo había llegado hasta ese punto. Una situación para la que no había una explicación lógica. Todo parecía normal, pero la realidad era muy distinta y detrás de aquel regalo envenenado envuelto en papel de celofán le llovieron las dudas.
¿Es acaso la obstinación una imposición?
¿Lo es la ceguera, la ambición, los intereses, el patrimonio…?

Cerró los ojos, e intentó justificarse a sí misma. Ambos eran un buen partido, sólo había que programar, ordenar, y poner en marcha los medios que justificaran el fin.
Las palabras jugaban a disfrazar los significados: Cuando decías Futuro, estabas diciendo Presente. Cuando decías Compañero, estabas diciendo Vínculo. Cuando decías Tener o Dar, estabas diciendo Intercambio. Cuando decías Amor, estabas diciendo Querer.

Le atrajo la Película en la que representaban a sus brillantes protagonistas, un guión adaptado cuya primera escena les deslumbraría para luego desnudarles a traición delante de su espectador más exigente: la Vida.

Al abrir los ojos, vio que sólo había abierto los del cuerpo, y sintió que era una más en la antesala del Purgatorio, cuando lo que quería ver con los ojos del alma era la puerta de Cielo; pero para ella… era demasiado tarde.

-¡Aurora! -reclamó su atención Miguel- ¡es tu turno!

Aurora abrió la llave de su Purgatorio y en un último acto sentenció:
-¡Sí… quiero!

13 de octubre de 2014

Palabra 42 de 52: Abrazo


Parecen gemas… transparentes, traslucidas, opacas. Erosionadas por el roce, agotadas en el ir y venir de las olas que las golpea hasta la desaparición, sólo les salva el abrazo colectivo que las hace indestructibles.

12 de octubre de 2014

¿De quiénes son estos ojos? (2)


2ª entrega del juego:
¿De quiénes son estos ojos? 

Lupe

José Miguel

Mª José Moreno

Manuel

Natalia

Pepe

San

Sindel

Encarni



8 de octubre de 2014

Este jueves, relato. "Encrucijada"


     En la encrucijada te juegas la vida, no la vida física, que también. Esencialmente la vida en lectura de futuro. La elección es vital, a partir de ese momento, las cosas serán de forma diferente a como hubieran sido con la elección contraria.

     En la encrucijada, no eliges entre algo bueno o malo. Entre el blanco o el negro. Entre el camino de la derecha o el de la izquierda. Entre la vida o la muerte. Eliges entre dos apariencias iguales, dos cosas buenas, dos blancos parecidos, dos caminos similares, dos vidas atractivas. Luego, es el destino el que te descubre lo malo, el negro, el camino incómodo o la muerte.

     En su encrucijada, él, tenía que elegir entre ella y el otro. Los corazones pesaban lo mismo, los mismos placeres, las mismas promesas, el mismo amor, pero futuros diferentes. Al primer segundo después de tomada la decisión su vida ya estaba escrita.


6 de octubre de 2014

Palabra 41 de 52: Oportunidad

     Otra oportunidad, dices… ¿Cuántas van ya? Casi tantas, como cicatrices has dejado en mi cuerpo, y otras tantas en mi alma que no se ven. 

     Otra oportunidad, dices… ¿Para qué? Me has marcado como a una res. Sólo es la marca lo que queda, por fin estamos en un punto en el que no habíamos estado antes. Estoy segura y, ahora yo sí quiero, pero lejos de ti… mi segunda oportunidad.


5 de octubre de 2014

Adivina... ¿De quién son estos ojos?

  
Miradas curiosas, profundas, sonrientes, perdidas, escondidas, fijas... 
todas ellas pertenecen a amigos con los que compartimos cada Jueves la maravillosa experiencia de escribir.

Casss

Lao


Mónica


Cristina


 
Lucía

Gustavo

Gaby



  Rosa



                                   Gastón