9 de julio de 2015

Este jueves, relato: "Sucedió en un tren"


Este jueves, el relato tiene una introducción de la que todos debemos partir, y que es esta: "Su voz era como un susurro, hablaba y hablaba sin escatimar en detalles. A esas horas de la noche, los pormenores sobre la historia de nuestra familia me adormecían sin poder evitarlo. El abuelo repetía una y otra vez la aventura de aquel viaje en el que una vez en el tren..."

...se enamoró de mi abuela. Era su primera salida de casa. Su primera ausencia. Solo en el compartimento disfrutaba del paisaje, perdiéndose con la mirada fija en la ventana entre verdes y azules. Desde su asiento de tercera, veía pasar la vida a cien por hora. Ella subió en el apeadero de San Clemente ocupando una plaza frente a él. A partir de ese momento, no había más ventana que ella, a la que se asomó, vaciando alma y cuerpo hasta perder el sentido y, en la búsqueda, encontrar el sueño de su vida.
Hoy, solo, mi abuelo vive mirando esa ventana, la del tren, la de los azules y verdes. En su soledad, la ve a través de ella, mirándola, añorándola, deseándola, apurando cada minuto frente a ese rectángulo de cristal con la cortinilla subida, que también es vivir y sufrir.
Celebré haber sido yo, el que lo había animado a contar por enésima vez esa aventura que, conociendo de memoria, siempre acababa humedeciéndome los ojos.


22 comentarios:

  1. ,,,y a mi se me humedecieron los míos...que hermosa historia y que bellamente contada..Siempre me gustaba escuchar las historias de mi abuela y como conoció al tata...yo no lo conocí porque murió un año antes de nacer, pero hubiera disfrutado mucho de sus historias..bss...me gustó mucho tu idea

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh....que preciosidad...a mi tambien se me humedecieron los ojos....y es que no creo que haya más duro que cuando perdemos ventanas que son las que han cimentado nuestra vida...conservando esos recuerdos como tesoros en nuestra alma...
    qué más puedo decir...
    un besazo!!

    ResponderEliminar
  3. Quirido amigo Alfredo: Otra vez me he pasado de rosca: Leí el enunciado del tema y me puse a escribir sobre él sin darme cuenta que habia que habia que empezar tal como tu indicas. Si te sirve de escusa, has de saber que el pasado lunes me han operado de cataratas, y me han prohibido leer y mirar el ordenador.
    Con todo algún vistazo he ido echando, y aunque no he escrito, mucho, si lo suficiente como para meter la pata.
    Te ruego pués que me enlaces. y me disculpes.
    http//:msalaportagmail.comblogspot.com.es.

    ResponderEliminar
  4. Es precioso... y muy tierno... A mi me ha emocionado.

    Me ha salido una historia de amor también con el abuelo; pero por supuesto no tan bella como la tuya.

    http://rusaca1.blogspot.com.es/2015/07/sucedio-en-un-tren-relato-de-los-jueves.html

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  5. ¿Sabes que mi primera opción fue un texto como el tuyo? Es más, lo he guardado por si acaso otra ocasión. La vida está llena de casualidades dicen. Yo creo que no.
    Ya te lo he dicho todo :-)
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  6. Una historia preciosa, el tren como inicio de una vida, unas ventanas que se abren para finalmente volver a reflejar la vida sin ella su gran amor. Me encanta, besos.

    ResponderEliminar
  7. Qué preciosidad de relato y ala vez que entrañable.

    ResponderEliminar
  8. Que bonita historia, creo que muchos hemos coincidido en el argumento de este tren... el amor, los abuelos... esos sentimientos tan grandes como sus almas y sus corazones... un relato que me ha emocionado porque se puede sentir la tristeza de la soledad y el añoro por no tenerla al lado... ainsss...
    Mil besinos Alfredo!!

    ResponderEliminar
  9. Muy tierna historia, precioso homenaje al amor y al recuerdo de tus abuelos. Me ha gustado mucho la propuesta que has dejado para esta semana, Alfredo.
    =)

    ResponderEliminar
  10. Es un muy hermosa historia plena de amor y bellos recuerdos , hace vivir y sentir esa triste soledad ...emociona profundamente...
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Las historias de amor son las más bonitas que suceden en el tren, sobre todo en los viajes largos; aunque a veces en los cortos si son diarios también suceden cosas de estas. El abuelo cuenta su historia añorando la que fue su copañera de toda la vida.
    Bello relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Tremendo, amigo. Ese sentimiento, esa reiteración en expresarlo y ese deleite en hacérselo revivir, un momento que marcó su vida, en tiempo por lo vivido, luego por la ausencia.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Es que invitaba a hablar de amor la propuesta! me gustó especialmente el troito en que dices que se asomó aella.Un abrazo amigo :)

    ResponderEliminar
  14. Hay paisajes que jamás se olvidan. Muy buena tu propuesta.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Una historia de amor como a mí me hubiera gustado vivir. Mirar para siempre a través de ella y en su ausencia añorarla, desearla. Cuánta vida recobran en cada recuerdo que narran.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Repito que las historias de los abuelos son las que se graban a fuego en nuestra memoria, para los que tuvimos la fortuna de compartir parte de sus vidas.
    Un hermoso relato, emotivo sin duda.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Una historia tierna y triste a la vez. Me ha gustado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Qué historia tan bonita y tan bien contada! Los trenes de antes y la duración del viaje tenían una magia especial que invitaban a que estas historias se produjeran.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Que bonita historia de amor que permanece inmortal en los ojos del abuelo y de quien sabe escucharle. El cariño emanado del amor que marcó toda una vida.
    Precioso ese viaje en tren, querido Alfredo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Afortunado el que vive un amor a primera vista. No hay pasión igual. Por cierto Alfredo me has puesto Mabel en mi entrada. Únicamente , me llamaba así mi abuelo, me ha impactado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Con qué cadencia se desarrolla tu historia y como nos va llevando hasta conocerla nosotros y verla tan bonita como la sentían los propios protagonistas. ¡Qué maravilla de texto!

    ResponderEliminar