28 de agosto de 2016

Este jueves, relato: Concurso y Adivina, adivinanza



El tema para este jueves es: «Adivina, adivinanza» Se trata de escribir sobre un lugar, ciudad, monumento, etc. dando suficientes pistas y sin descubrir el lugar. Los lectores utilizaremos las pistas para intentar adivinar de qué lugar se trata, dejando nuestra respuesta en «comentarios».



Después de haber entregado todos los libros comprometidos de «Este jueves, relato II», han sobrado 10 ejemplares que vamos a entregar entre los jueveros que lo deseen. Para esto he añadido en el título el apartado «Concurso» que consiste en lo siguiente: Adelantaré mi relato en esta misma convocatoria a modo de ejemplo, de forma que después de leerlo y adivinar de que lugar se trata me mandéis un correo (alfredocot@gmail.com) con la solución. Las cinco primeras respuestas acertadas que mandéis recibirán dos ejemplares sin cargo alguno en su domicilio, indistintamente de donde sea.

Recordar:
1.- Solamente las cinco primeras respuestas acertadas de mi relato serán las premiadas con los libros.
2.- Vuestros relatos como siempre los publicareis a partir del miércoles noche. Dar las pistas veraces, pero las justas para que el lector no lo tenga demasiado fácil.
3.- Extenderos sobre las trescientas palabras.
4.- Se podrá publicar hasta la noche del viernes.
5.- Comunicarme vuestra participación con un enlace a vuestro relato en los comentarios de este Post.

Recibidas las primeras cinco respuestas acertadas que, por orden, han sido de: Tracytorrecaminos, Pepe, Mag, Ibso y Leonor.
Gracias por jugar conmigo, una vez más.

Mi relato: ¿Dónde están los libros?:

Es un domingo de Invierno, la visita a la catedral es obligada, una vez dentro el frío y el espacio se manifiestan de forma sobrecogedora y relajante a la vez, como en todos los templos de interiores sobre-dimensionados.
Sus paramentos verticales muestran su patrimonio artístico, muestras del católico con el que la catedral luce sus mejores galas, no en vano es sede episcopal, en el tratamiento de muros y también en el exterior se adivinan diferentes fases de edificación, tres me cuentan, la original en el siglo VI, cuyo autor fue un santo originario del lugar, la segunda en el XI, ya con aires de catedral y en el XVI la tercera y definitiva completando las fachadas en un orden arquitectónico lleno de contrastes. Llaman la atención, en su interior,  las numerosas obras de arte, un relieve de Pisano nos paraliza los sentidos, que recuperamos con una «Madonna» de Ghirlandaio que preside el Altar y una «Ultima Cena» de uno de los grandes renacentistas venecianos, emplazada sobre el tercer altar de la nave derecha.
Me cruzo con devotos abigarrados, lugareños de oscuro que, familiarizados con su patrimonio le son indiferentes, agotando sus compromisos religiosos en un ir y venir comprometido y a la vez impersonal.

Ya en el exterior, de espaldas al Templo se divisa la extensa plaza, acariciada por un tímido sol y sonorizada desde lo lejos por reconocidos fragmentos líricos que escapan de las cocinas de las enotecas más próximas. Giro sobre mis pasos y de nuevo, frente a la fachada, me despido de ese variado juego de travertinos y carraras, al tiempo que descubro junto a la entrada una piedra grabada con un laberinto circular de algo más de un palmo. Representa el laberinto de Dédalo en Creta, con una inscripción en latín que, aunque borrosa, dice: «Hic quem creticus edit Dedalus est labyrinthus de q(u)o nullus vadere quvit qui...»
Pues allí, debajo del último banco, están los libros.



19 comentarios:

  1. No sabía nada e esas publicaciones y me interesa tenerlas, ya te he escrito, a ver si he acertado.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena idea y qué motivación.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. Me ha picado la curiosidad y he investigado un poco. Ya te envíe un email con mi deducción.
    No se si será la respuesta correcta pero he pasado un ratito entretenido.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tus descripciones son excepcionales. Qué observador y qué memoria tienes. Me encanta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Te mando mi respuesta al correo, a ver si he dado con el sitio correcto.

    Magnífica descripción y una propuesta muy ingeniosa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Una excelente propuesta y muy elaborada forma de ilustrarla con tu propio texto. Veo que el concurso ya ha sido resuelto (es que el premio motivaba para hacerlo con premura!)
    Si las musas me ayudan, intentaré participar en tiempo y forma. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. No se´como te las arreglas, para ponernos deberes en tus propuestas jueveras. Esta vez no he llegado a tiempo que veo que todo el mundo madruga mucho. En "El Nombre de la rosa",Humberto Ecco escribió tres paginas para describir el interior de una hermosa catedral gótica. Nunca he disfrutado tanto leyendo. Era sencillamente estar dentro del recinto y palparlo. Pero yo no soy Humberto Eco, y para tan grande empresa a lo mejor ni me atrevo aparticipar. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  8. Desde luego la convocatoria es muy original y espero estar inspirada para poder participar. Me pongo a ello!

    ResponderEliminar
  9. Bueno, ya coloqué mi relato. A ver si adivináis, que lugar es.
    Un abrazo
    http://carmenandujarzorrilla.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Hola Alfredo: Yo he escrito una adivinanza aunque muy facil. y la voy a subir enseguida a la globosfera. Gracais!

    http//:msalaportagmail.comblogsptot .com.es.

    ResponderEliminar
  11. Acabo de dejar publicado mi visita a un monumento. A ver si adivinas de qué hablo. Lo he puesto muy fácil.

    http://playadelcastillo.blogspot.com.es/2016/08/este-jueves-adivina-adivinanza.html

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Acabo de publicar mi relato, te dejo el enlace.
    http://charocort.blogspot.com.es/2016/08/este-juevesadivina-adivinanza.html
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Tenía mil lugares para elegir pero he buscado uno sencillo. Espero que lo disfrutéis.
    Mil gracias por esta oportunidad y aquí te dejo mi recorrido de campo :-)
    Besos enormes.

    http://latrastiendadelpecado.blogspot.com/2016/09/adivina-donde-estoy.html

    ResponderEliminar
  14. Hola; me gustaría sumarme a esta propuesta interesante. Te dejo mi enlace.

    http://garcilasoessite.blogspot.com.es/2016/08/regazo-de-las-olas-azules-propuesta.html

    Un abrazo.
    Pablo.

    ResponderEliminar
  15. Hola, aquí te dejo mi aportación, besos. http://molidelcanyer.blogspot.com.es/2016/09/convocatoria-juevera-este-jueves-nos.html

    ResponderEliminar
  16. Hola Alfredo:
    Puedes recoger mi aportación en http://desgranandomomentos.blogspot.com.es/2016/09/este-jueves-un-relato-concurso-y.html
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Me encantó la idea Alfredo. Creo que tu lugar misterioso es la Iglesia de San MArtino en Lucca, no porque la conozca, por cierto me llevo unos minutos buscarla en internet, con lo cual es doble la gratificación.
    Beso grande

    ResponderEliminar
  18. Otra cosa, si llega a ser Lucca la respuesta, te comento que esa ciudad era cara a mi familia materna, ya que de alli procedian una rama de mis bisabuelos

    ResponderEliminar
  19. Se me olvidó comentar tu relato. Está muy bien descrito, pero la verdad es que yo no lo adiviné y tampoco me puse a buscar porque ya vi la respuesta en facebook. Debe ser un lugar precioso, espero tener la oportunidad de visitarlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar