20 de octubre de 2016

Este jueves, relato: ¿Qué hace esto aquí?


«Cuando sea mayor quiero ser tenor. Orondo, con la barba recortada y sobreactuando con torpeza premeditada en el teatro de mi pueblo».
En eso pensaba Liborio cuando, soñando despierto en medio de su rebaño de ovejas, se posó un extraño objeto volador del tamaño de una cabina de teléfonos con dos focos deslumbrantes.
Una vez el O.V.N.I. quedó en silencio, bajó de él un bicho de dos patas. Metálico. Con lucecitas. En un abrir y cerrar de ojos, el bicho lo abdujo llevándolo al portamaletas de aquel artilugio volador.
Elevarse y desplazarse en paralelo fue todo uno. Aterrizar en el Teatro Real y escupirlo en el suelo del escenario, todo dos.
«Una furtiva lágrima» salió de su garganta.
Su voz, limpia, irrumpió vomitando agudos impensables, entonaciones grandiosas, como hacía tiempo no se escuchaba en esa catedral de la lírica. 
Sólo las ovejas supieron, en primera persona, de aquel sueño de Liborio hecho realidad.
¿Quién puso allí ese artefacto volador?

13 comentarios:

  1. Un Ovni muy oportuno, para cumplir su sueño. Podría ser un capítulo de La Dimensión X.

    ResponderEliminar
  2. Un relato incluso con OVNS, para que no le falte de ná.

    ResponderEliminar
  3. Nunca lo sabremos jeje.
    Muy original historia. Me gustó!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Una creación fantástica que me recuerda al estilo de los expedientes secretos X. Da para continuacion, Alfredo. Me gusto muchisimo.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  5. No te conocía en esta faceta de OVNIS y abducciones, pero me ha gustado mucho Alfredo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pues quizás alguien que conocìa bien el sueño de Liborio, y no costaba nada que se cumpliera aunque solo fuera por una noche.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Ayyy !!! me encanto y me dejo llenita de alegría, que hermosa y fantástica historia

    ResponderEliminar
  8. Un OVNI, qué bueno, hacía tiempo no leía nada de ellos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Un gran breve relato de la colección alfredina. Me ha gustado la concreción del sueño.
    Abrazo juevero

    ResponderEliminar
  10. Qué bueno Alfredo! Me gusta lo que has contado y cómo lo has contado, sin poner más palabras de lo necesario como si fuera lo más normal del mundo lo que le pasó a Liborio, jajaja...Me ha encantado! A ver si un día de estos viene un OVNI de esos a mi casa y me coloca en una playa del caribe tomándome un mojito...
    Muchas gracias por participar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Que bien!! la varita magica ha transmutado en OVNI...quiero unoooo11

    ResponderEliminar
  12. ¡Que hermoso! Una de las primeras absduciones que leo con un final tan tierno y un sueño cumplido. Me encantó

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Pues ya estaría bien que los OVNIS actuarán como hadas madrinas....tu historia es preciosa, besos.

    ResponderEliminar