24 de noviembre de 2016

Este jueves, relato: Un giro inesperado.


—¿Qué es el destino? Se preguntaba el poeta mientras sentía el peso de una metafísica gravedad sobre su pecho. Hasta hace unos días no creía en él. Era poeta. Poeta existencialista. Poeta de reivindicar. Poeta de contestar. Poeta de anti todo.
—¿Qué es el Destino?  Se seguía preguntando en medio de aquella nueva oscuridad. Hasta hace unos días se respondía a sí mismo repitiéndose que, el destino, no es ni más ni menos que el tino, sin des, con el que se hacen las cosas.
En su caso la excepción confirmaba la regla. Qué era si no esa circunstancia que padecía o disfrutaba casi a diario, sin excepción, irremediablemente, da lo mismo la hora o el lugar; hasta el punto de replantearse creencias y fabulaciones respecto a por qué sucede todo, generándosele dudas existenciales que minan sus más torcidas convicciones. A estas alturas estaréis preguntándoos, qué es eso tan trascendente que cada día, sin excepción, tambaleaba su fe en lo puramente circunstancial. ¿Es eso el destino, el azar, o error, un acierto o tal vez una mano negra que altera la vida retrasando o adelantado su recorrido. 

Cada día durante un mes, desde que empezó aquella obra, al llegar al andamio protector, lo sorteaba bajándose de la acera hasta superar la zona de peligrosidad. No era de pasar por debajo de los andamios ni de las escaleras, hasta que aquella mañana desafió a su suerte y quiso ser rebelde consigo mismo. Qué tontería ese comportamiento tan convencional. Se enfrentaría a ese destino en el que no creía, vencería la adversidad y convencido una vez más, seguiría su camino.

Ahora en el fondo de su tumba se pregunta de dónde salió aquel ladrillo que le impactó en la cabeza resolviendo todas sus dudas para siempre. 

11 comentarios:

  1. A este pobre hombre, Poeta existencialilsta, que no encontraba respuestas a sus preguntas, quiso saber más sobre el destino de las personas, y en cuanto se puso a buscar en serio, tuvo la mala suerte de hallarla. No se puede ser tan curioso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Destino o imprudencia? ...tal vez, cuando te llega la hora no importa si desafías o no la suerte. Pasa.

    Buen relato Alfredo, me gustó. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Los curiosos se arriesgan buscando nuevos retos, pero no siempre se encuentra lo deseable o la respuesta correcta. Un giro fatal para tu protagonista.
    Saludo

    ResponderEliminar
  4. Muy buen relato Alfredo, menudo giro que tuvo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Yo por si acaso lo sorteo, nunca se sabe. Muy buen relato, con un giro verdaderamente inesperado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué es el destino? Se preguntaba el poeta existencialista y albañil. Quizás el destino sea el ladrillo que le abrió la cabeza justo el día que decidio no ser supersticioso y pasar por debajo de aquella escalera.
    Si el demonio tiene sentido del humor, tiene que pasarlo en grande con nuestras estupideces.
    Un relato muy bueno.

    ResponderEliminar
  7. El destino o la casualidad? Por cierto yo tambien evito andamios y escaleras con los errores humanos nunca se sabe. Muy buen escrito. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Tanto ejerciendo el libre albedrio, como desafiando al destino, fue una pesima idea dejar de ser prudente.
    ¿Será más leído después de su muerte?
    Bien contado. Fue un giro inesperado, sobre todo para él.

    ResponderEliminar
  9. El destino quizo que su trayectoria se tropezara, ¿he dicho trayectoria?, no, no fué su trayectoria, fué un ladrillo el que encontró su cabeza causándole la muerte. ¿Podría haberlo evitado?, esa es la pregunta que responde a la existencia o no de eso que llamamos destino.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado eso de que el destino es el tino con que se hacen las cosas, sin "des".

    ResponderEliminar
  11. Me parece que ese eso tienen los desafiantes, una vez que el desafio les sale bien, lo convierten en una regla, imprudentes las mas de las veces
    Me ha encantado el relato Alfredo, es un giro ingenioso!
    Abrazo

    ResponderEliminar