Mostrando entradas con la etiqueta Diesco. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Diesco. Mostrar todas las entradas

9 de junio de 2009

...Diesco, Dentro y Fuera

Cubos, paralepípedos, planos en evolución o espacios tensionados son retos a los que a lo largo de su carrera se ha enfrentado el artista.

José Ángel Díes Caballero, “Diesco” visualiza y recrea su obra como una estructura espacial, de manera tal, que el propio espacio se convierte en objeto de creación. Así, el tamaño de su Obra, no es mas que el punto de partida de una resultante que definirá el Gran Formato o la otra Escala. Una escala donde el espectador transgrede el espacio creado y a su voluntad evoluciona y decide estar Dentro o Fuera, siendo cómplice del juego.

Diesco, nace en Valencia, estudia escultura en la Escuela de San Carlos, es catedrático de Instituto y profesor del Departamento de Escultura de la Facultad de BB. AA.

Su Obra es un intento acertado de superación de la clásica simbiosis entre el Arte y la Naturaleza, con la sola herramienta de la abstracción geométrica que se manifiesta como un común denominador de su trabajo.

Esculturas generadas no para aparcar ocupando un hueco en el espacio contenedor, sino para estructurar dicho espacio compartiéndolo con el ciudadano, que a su vez se convierte en espectador de la sorpresa.

Con Obra en Wattens (Austria), Villafames (Castellón), Valencia y Madrid, entre otros, participa en Exposiciones colectivas o individuales, Galerías, Bienales y Salones de Arte.

Hierro, madera, piedra, lo que importa es el volumen, es la idea lo que más vale, el desdoblamiento del plano en el que la yuxtaposición se aprecia con visualidad meridiana.



La gubia se quedó dormida y espera quizás despertar, puente o cortocircuito entre el artista y la materia escultórica.
Distancia entre las manos y la epidermis vegetal.
La gubia.... la madera, el metal, el dibujo, la línea.
De la gubia a la Idea.
De lo orgánico a lo mineral, Tránsito y diálogo de las manos y la materia, de la idea y el vacío.
La escultura no es desbastar la materia, sino desbastar el espacio,
rellenarlo, socavarlo, sustituirlo.

Fuente: Diesco, Dentro y Fuera