Mostrando entradas con la etiqueta New York. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta New York. Mostrar todas las entradas

20 de octubre de 2013

Los domingos, vamos de Museos... Noguchi_Queens (16)


Isamo Noguchi fundó y diseñó su propio Museo con el único y ambicioso objetivo de visualizar los ejemplos representativos de la Obra de su Vida.
El artista estadounidense de origen japonés habilitó un edificio industrial en Queens, convirtiéndolo en pionero de la metamorfosis y evolución de la zona que hoy se erige como un sobresaliente distrito de las Artes.

El Museo es un espacio de reflexión íntima en el que sus Salas, abiertas la mayoría a espacios naturales ajardinados propician ese momento de paz y equilibrio que sugiere la contemplación de su Obra. En su programa de actividades destacan las sesiones que involucran a los niños y sus familias o los pases “de toque” para ciegos y deficientes visuales.

En mi relato “Otoño en Manhattan (*)” sitúo la casa de la pareja protagonista justo frente al Museo.
(*) te lleva al capítulo.

         


13 de octubre de 2013

Los domingos, vamos de Museos... MOMA_New York. (15)


Museo neoyorquino de visita obligada y paseo calmado. Las sorpresas se suceden unas a otras, galería tras galería.
Innumerables obras maestras de reconocido valor, lo hacen uno de los Santuarios del Arte Moderno y Contemporáneo del Mundo

Se construyó a base de donaciones de sus miembros y empresas, siendo un ejemplo para otros museos de su clase, ampliando las fronteras del arte a disciplinas no admitidas en otras galerías.

Ampliado en el año 2004, le permite exhibir magnificas obras de Arte Moderno y Contemporáneo de gran dimensión. Actualmente el Museo cuenta con más de 3.000 piezas, entre las que hay algunas que datan de finales del Siglo XIX

              


6 de enero de 2013

Ventanas de Manhattan.

              

"Me gustaría acordarme de cada una de mis caminatas y de todas las ventanas a las que me he ido asomando en Manhattan"

"Hay lugares en la ciudad que uno descubre por si mismo en sus paseos solitarios y otros que le son revelados como un regalo generoso de la amistad o el amor"

Antonio Muñoz Molina

2 de octubre de 2011

FUERZABRUTA

                           
En Marzo de 2008, presencié en el Daryl Roth Theater de New York, un espectáculo que fue una fiesta para los sentidos y que todavía hoy, su recuerdo, me sigue fascinando.

Fuerzabruta, es un desafío que te rodea de principio a fin.
Fuerzabruta, es hoy, no mañana, ni el futuro, ni la obra que se repite una y otra vez desde el pasado, Fuerzabruta, es ahora. Un fenómeno natural inevitable. El resultado de millones de años que tienen su origen en el fondo del Océano, en el fondo de los vasos, en el caminar por la vereda.

Todo lo que sucede en Fuerzabruta es real. Tan real como nosotros. No hay decorados. No hay convenciones teatrales. Todo tiene un rol en la acción. Y nosotros también. No existe en la obra el concepto de significado o representación. Una puerta es una puerta. No significa ni más ni menos que eso. Tampoco el vestuario, las luces, la música ni los gestos. La luz roja es una luz roja o lo que usted quiera. El lenguaje es abstracto, sí, cada uno piensa lo que quiere. Nadie sabe el significado de la obra, porque no lo tiene. 

El espacio se modifica y te acompaña durante toda la obra. Es fundamental que nada sea previsible. No te avisan. La sorpresa no es un efecto, es un estado constante y necesario para la efectividad de la obra. Para modificar profundamente su anodina realidad en una realidad extraordinaria y no estamos emocionalmente a salvo en ningún momento de la obra.

Fuerzabruta viene a Madrid. Estará en cartel en el Teatro Circo Price, del 11 al 23 de Octubre de 2011.

Fuerzabruta nace a finales de 2003. Los argentinos Diqui James y Gaby Kerpel, fundador y compositor respectivamente de De La Guarda, se embarcan en un nuevo proyecto con el objetivo de crear una compañía que continúe la búsqueda creativa, de motivación e innovación.Fuerzabruta se estrenó en 2005 en Buenos Aires y desde entonces ha recorrido los mejores escenarios del mundo. Nueva York, Londres, Lisboa, Bogotá, Miami y el prestigioso Festival Fringe de Edimburgo, donde consiguió un gran éxito de crítica y público, son algunos de ellos.

Si podéis, ¡¡no os la perdáis!!


                           


15 de febrero de 2011

Un día en... New York


Alguna consideración general.

Las posibilidades de disfrute en esta ciudad, eje del mundo de la cultura en EEUU son tantas y tan estimulantes que se hace indispensable priorizar y ordenar necesidades y alegrías.
Miles de tendencias en moda, novedades en electrónica, rarezas musicales, objetos y productos para el culto al cuerpo, juguetes inimaginables, paraíso para melómanos, mitómanos,
locos por el diseño, amantes de lo étnico y un largo etc.
Podríamos hacer otros muchos viajes diferentes y no repetir uno solo de los lugares mencionados.
Igual sucedería con las otras capitales publicadas, pero esta sección se llama: “Un día en...” y mientras sean de 24 horas, no creo que de tiempo para nada más.

8'00.-
El Hudson es un hotel de diseño, (lo cual no garantiza nada) pero en este caso, el diseñador francés Philippe Starck dejó muestras de su genialidad creando unas zonas comunes de singular belleza, destacando el Hall climático con cielorrasos de cristal de 12 mts. de alto, cubierto en su totalidad por hiedra trepadora.

8'10.-
Frente al hotel, en la esquina de Columbus Circle, están las dos torres gemelas del Time Warner Center, en la primera planta nos preparamos para la larga jornada con un completo desayuno en el café Dean & Deluca.

8'30.-
Una de las estaciones de Metro con más enlaces de la ciudad, está en los bajos del edificio. La línea A nos llevará a Brooklyn en unos minutos.
Una vez allí, cruzamos el Walt Whitman Park hacia Clark St. y buscamos un banco desde el que disfrutar de la panorámica de Manhattan, el Brooklyn Heights Promenade es perfecto para tomar conciencia de la  belleza y magnitud de una ciudad que casi alcanza el cielo.

10'00.-
Dejamos atrás el elegante y cinematográfico barrio de Brooklyn Heights y nada mejor que regresar cruzando el puente andando. Caminamos de Sur a Norte, visionando paso a paso sobre las traviesas de madera de teka y a través de sus 1.000 metros de longitud las espectaculares panorámicas de la ciudad.


11'00.-
Con el principio de Broadway como referencia, nos dirigimos al emergente barrio de Nolita, donde está ubicado el New Museum of NY, obra del estudio japonés SANAA. Ltd. Impresionante edificio de cubos de aluminio mallado superpuestos, con las colecciones de los artistas mas alternativos del Mundo.

12'30.-
Antes de comer, una visita a la tienda de Prada en pleno corazón del Soho, espectacular arquitectura interior, al lado en el 107 de Green St. la editora alemana Taschen abrió hace años un local diseñado por Starck, que recoge como en sus otras sucursales las más impecables y atractivas colecciones de Arte, Fotografía y Arquitectura de la vanguardia mundial. Y para echar el resto en ropa desenfadada sin gastarse demasiado, OLD NAVY en el 503 de Broadway. (No perderse la ropa de niños).

14’00.-
Es la hora de un descanso y de una buena carne, Gallagher’s es uno de los muchos y buenos restaurantes de Times Square, con una carta variada, precio razonable y un servicio que se gana la propina.

16’00.-
La tarde es clara en Manhattan. Un taxi nos deja en Central Park, frente al Dakota, edificio que salvo su atractiva arquitectura de la época no me atrae lo más mínimo, pero no puedo evitar ese momento mágico de nostalgia y reconocimiento a Lennon y me pierdo unos minutos tarareando Imagine por su Campo de Fresas.
Paseamos a través del parque en dirección al lado Este, la visión de la ciudad desde el interior es silenciosa y monumental. Una parada en los escalones de la terraza de la fuente del Ángel y cogemos fuerza para reanudar el paseo hasta desembarcar frente al Museo Guggenheim. Continente y contenido nos elevan al séptimo cielo del Arte, desde los clásicos hasta los recién nacidos, desde la pintura y la escultura al audiovisual más conceptual.


19’00.-
El metro de nuevo nos dejará en unos minutos en el interior del Rockefeller Center, frente al edificio principal del complejo está Brookstone,  desde sus escaparates se ven a los patinadores
deslizándose por la famosa plaza hecha pista de hielo, esta tienda está a la vanguardia mundial en accesorios al servicio y comodidad de las personas, maletas fáciles de transportar, útiles de baño, de cocina, pequeño electrodoméstico,  accesorios de limpieza y fitness, todo ello diseñado para ser disfrutado en su uso cotidiano, de aspecto limpio y ergonómico.

20’30.-
La puerta del Magestic Theater es un hervidero de gente. El Fantasma de la Opera nos espera en un derroche de imaginación con la puesta en escena.
De regreso al Hotel, caminado por Broadway, la melodía inolvidable de Andrew Lloyd Webber, te acompaña mientras el sueño te vence, a la espera de una nueva experiencia.

24’00.-
Buenas noches y hasta mañana.


8 de septiembre de 2010

Este Jueves, Relato. Jueves de música




-¿Cómo lo llevas?
-bien, me queda poco. ¿Y tú?
-...dudas con la corbata, no se si ponerme la estampada de Chagall o la de las caras de Fornasetti.
-mejor la de Chagall, es más adecuada.
-Si, tienes razón, ...por cierto, vamos en taxi, es más seguro, más directo.
-Como quieras, en metro estaría bien, pero si vas a estar más tranquilo... ¿Qué tal estoy?
-Guapísima, parece que vayas a la Opera.
-Gracias, ...lo mismo, sólo que un poco más místico.

El taxi, volaba, de la 58 a la 47 por Broadway.
No ves, miras velozmente y de soslayo te engañas reconociendo un recorrido que habíamos paseado por la mañana en sentido inverso. Que diferente es Manhattan cuando, sin prisas, levantas la vista hasta donde alcanzan los últimos pisos de sus rascacielos, la pasión se sobredimensiona y la vida se acelera.

-Mira, allí es.
-Entremos, tenemos tiempo de sobra, pero prefiero esperar sentado.
-¿Crees que aquí estaremos bien?,...ahora podemos elegir.
-Si, me gusta, los bancos son todos igual de duros y aquí estamos frente al altar.
-No te preocupes, cuando empiece Mozart, nos va a parecer que estamos en una nube.

Los asientos se fueron ocupando. El ligero murmullo se diluyó al tiempo que la sinfónica acometió las primeras notas del maravilloso Réquiem, llenando de música aquel denso silencio.
Nosotros, lejos de casa, éramos parte alícuota de aquel grupo multicolor, iluminado a través de las traslucidas cúpulas de St. Malachy's Catholic Church.

Era jueves santo en Manhattan.


Más orquestas, orquestinas, coros y coritos, en la pianola de Gus

13 de abril de 2008

...New York, las compras (2)

En New York puedes comprar hasta enloquecer y si esto ocurre, también puedes comprar para curarte de esa locura. Las posibilidades de compra en esta ciudad, eje del mundo de la moda en EEUU son tantas y tan estimulantes que se hace indispensable priorizar y ordenar necesidades y alegrías.
Miles de tendencias en moda, novedades en electrónica, rarezas musicales, objetos y productos para el culto al cuerpo, juguetes inimaginables, paraíso para melómanos, mitómanos, lectores de “viejo”, locos por el diseño, amantes de lo étnico y un largo etc.
Sin ánimo de excluir a nadie, pues podíamos hacer otros diez viajes diferentes e igual de satisfactorios y no repetir uno solo de los lugares mencionados, me permito algunas recomendaciones: The Met Opera Shop, la oferta operística mas amplia de la cuidad, donde puedes encontrar rarezas como la colección “The Studio Albums” con 7 Cd’s de música popular italiana grabadas por un joven Pavarotti dirigido por Manzini o Magiera entre otros, editado por Decca y grabados entre los años 1.970 a 1.981 (8 euros Cd) o corbatas de seda con la reproducción del mural “el triunfo de la música” que decora el Hall de entrada pintado por Marc Chagall para su inauguración. (45 euros)
Around the World, viejo local con altillo de madera, próximo a la biblioteca nacional, 26 West 40 St. increíble oferta de revistas de moda y diseño del mundo, (solo revistas y cigarrillos) se puede encontrar entre otras la famosa y buscada revista Bloom (65 euros) una visión transgresora del mundo de las flores con espectaculares fotografías.
Taschen, en el 107 de Greene St. en pleno corazón del SoHo, la editora alemana abrió hace poco un local diseñado por Philippe Starck, que recoge como en sus otras sucursales las mas impecables y atractivas colecciones de Arte y Arquitectura de la vanguardia mundial.
Old Navy. Varias son las tiendas que la marca tiene en la ciudad y prometo que no soy de patearme especialmente tiendas de ropa, pero en Mayo próximo me van a hacer abuelo y de pronto la obsesión por la ropa de bebes me tiene hechizado, la búsqueda de una ropa de niños diferente, desenfadada, original, en definitiva lo mas lejos de lo convencional me hizo entrar en la sección de niños de este local en el SoHo, 503 Broadway, sin comentarios, solo una muestra, esta chaqueta de Patchwork para Alex cuando tenga 9 meses (8 euros).
Brookstone, frente al edificio principal del complejo Rockefeller Center, desde sus escaparates se ven a los patinadores deslizarse por la famosa plaza hecha pista de hielo, esta tienda está a la vanguardia mundial en accesorios al servicio de comodidad de las personas, maletas fáciles de transportar, útiles de baño, de cocina, pequeño electrodoméstico, electrónica doméstica, accesorios de limpieza y fitness, todo ello diseñado para ser disfrutado en su uso cotidiano, de aspecto limpio, ergonómico, sencillo de usar y tremendamente práctico y claro, como no? En este momento hasta barato.
Build A Bear, imagínense una tienda hecha por Osos y para Osos, ¿que necesita un Oso para incorporarse a la acomodada vida de los humanos? a sus costumbres, sus vicios y sus manías, sus necesidades primarias y sus caprichos, ...una identidad, un corazón, un NIF, un vestuario, un móvil, una afición, gafas de sol para los paseos estivales en Central Park, un carnet de socio de los Yankees, graduarse, cumplir años, casarse, ir a fiestas, organizarlas, pues si, todo eso y mas se puede hacer en Build A Bear “Construye un Oso” en un espacio de mas de 300 m2. repartidos en dos plantas está la tienda de osos de peluche mas divertida y asombrosa del Mundo, la ceremonia de la creación en muy sencilla y entrañable, primero en un expositor a dos caras alargado que recorre casi la mitad del local eliges entre mas de 100 clases el tipo de oso al que quieres dar vida, pandas, koalas, polares, blancos, rosas, marrones, osos, osas, el cuerpo aún vacío en la cesta de la compra lo llevas a la sección de relleno, donde al mismo tiempo se le coloca un sonido pregrabado con un mensaje determinado, un corazón rojo, una tarjeta con el código de fabricación y el nombre, una vez rellenado se cose, se asea, se peina con un peine para osos y se seca con un secador para osos, ya ha nacido la personita y a esta la llamamos Al, otros que estaban delante en la cola se llamaron Sam, Bob, Pat o July, lo que sigue a continuación no hace falta que lo cuente, imagínense juntas las plantas de caballeros, señoras y deportes del Corte Inglés y ustedes completen el vestuario tal y como les plazca. (2 osos con 2 equipaciones completas cada uno costaron 73 euros)
Una mención especial a las tiendas de los Museos: MoMa, Guggenheim, Noguchi y Whitney y la vanguardista Prada del SoHo, un autentico ejercicio de Interiorismo, de tratamiento de los espacios, aplicación de materiales, la obra que cualquiera de nosotros desearía firmar un día.

31 de marzo de 2008

...New York, infinito (1)



Oí decir que el lema que preside la vida en esta frenética ciudad es “Ride the Wave” algo así como “Cabalgar en la cresta de la Ola” una forma de entender y personalizar un estilo de vivir lo cotidiano, pero aún siendo cierto, New York no sería la gran ciudad que es, si no proporcionase otras alternativas diametralmente opuestas en las que la tranquilidad, el ocio sosegado, la contemplación y el descanso compartido, no fueran estímulos placenteros y reconfortantes y prueba de ello son algunos ejemplos como los paseos tempraneros por Central Park, una dilatada visión del Skyline desde el Brooklyn Heights Promenade, una lectura corta en el Walt Witman Park o incluso un reencuentro con la paz y el silencio asistiendo a la Solemne “Celebration of the Lord’s Pasión” con el “Miserere mei Deus” de Allegri o el “O vos omnes” de Casals en la Holy Family Church.

Pero esa hiperactividad de la que difícilmente queremos escapar contagia sin excepción a propios y extraños que acudimos a la Ciudad con el firme propósito de ver materializados los sueños largamente acumulados.



Así la estancia en la Ciudad se convierte indistintamente en una Película a veces de Acción, a veces Romántica, otras de Aventuras, cuyo argumento vamos hilvanando de principio a fin y cuyo desenlace incierto nos viene como un valor añadido que nunca nos deja indiferentes, pero siendo siempre un extraordinario documental donde la cultura, la moda y el arte lideran las preferencias de los ávidos consumidores de nuevas sensaciones.
Las Galerías de Arte Alternativo del West Village, las tiendas de Moda, Mobiliario o Iluminación de vanguardia del SOHO tienen el máximo exponente en el recientemente inaugurado New Museum of Contemporary Art en el vecino Nolita, sin olvidar la gran vaca sagrada de lo alternativo y transgresor que es la Bienal en el Whitney Museum of American Art, edificio de Marcel Breuer e icono de hormigón de la Madison Avenue, así como el sugerente y sutil The Naguchi Museum con su jardín de esculturas en Queens.

Manhattan es casi una Isla cuyo perímetro está dibujado por interminables puertos, de esta forma el estuario marino que forma el río Hudson es una presencia constante en la vida de los habitantes de la Gran Manzana. Una de las mejores participaciones de esta presencia marítima es volar por encima de ella sin dejar de pisar tierra firme el paseo caminando de Sur a Norte por el Puente de Brooklyn, dejando atrás el elegante y cinematográfico barrio de Brooklyin Heights y visionando paso a paso sobre las traviesas de madera de teka y a través de sus 1.000 metros de longitud las espectaculares panorámicas de la ciudad.



La cultura en New York tiene muchas caras, disfrazarse y disfrutar con algunas de ellas supone un recorrido inevitable por la música y los musicales, recorrido que tiene infinitos contenidos.
...Suenan los primeros acordes de la “overtura” de La Traviata, el Metropolitan Opera es una perfecta caja de resonancia, la batuta de Marco Armiliato marca el compás en el interior de nuestro corazón y con los ojos cerrados la seguimos, dejándonos llevar ante una de las mas hermosas piezas líricas verdianas, el resto de la ópera se sucede como un suspiro, todo ello arropado por la escenografía del siempre excedido y barroco Zeffirelli.
En el Daryl Roth Theatre, antes de poder pensar, sientes el riesgo emocional, visceral, se rompen todas las barreras de comunicación convencionales y se participa de una secuencial serie de colisiones rítmicas y musicales, una fiesta para los sentidos, (..pagana?)
una fiesta constante de ingravidad, la Obra de Diqui James “Fuerza Bruta” te estalla en todo el cuerpo en transito permanente en una ceremonia socio-cultural sin precedentes.