Mostrando entradas con la etiqueta Palabras. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Palabras. Mostrar todas las entradas

6 de diciembre de 2015

Palabra 50 de 53: Pasión

     
     Un deseo largamente anhelado a tan sólo una carrera de taxi.
     –¡Avd. del Mar, 33!
     –¿Hotel Malvarrosa? -adivinó el conductor.
     –¡Sí! –contestó ausente John. 
     Ella lo tenía a dos paradas de bus, pero prefirió andar. El paseo junto al Mediterráneo, distraería su conciencia.
     Acordaron coincidir en el hall del hotel a una hora determinada, pero en el supuesto –más que probable– de que uno de los dos llegase primero formalizaría la reserva y esperaría en el bar. Mary llegó antes, sin embargo, nada más reservar, prefirió subir a la habitación para ordenar sus cabellos y reforzar el rojo carmín de sus labios, darse una última mirada en el espejo y buscar rápidamente el ascensor de bajada. En la luna del camarín se vio perfecta, gesticuló gustándose. Acarició, llevando al sitio, los rizos de su media melena, negra y brillante como sus labios rojos recién pintados. Él ya estaba allí, esperando.
     Con una cantidad exacta de rubor y deseo subieron a la habitación. Dejaron las etiquetas para otro momento y el amor se convirtió en una sucesión de diminutos y minuciosos ataques eróticos. Mary se abandonó a un futuro inmediato y se entregó en un gesto entre tímido y seductor, había soñado con ese momento, pero, ahora, enfrentada a una realidad tan tangible y dulce como el rocío que brillaba en su cuerpo, sólo quería beber y dar de beber hasta quedarse seca. John la miró, la admiró y la deseó, sus labios aparcaron su carnosa pasión sobre sus pechos, besó sus pezones hasta multiplicar su tamaño y su humedad. Los tomó entre sus manos, haciendo circular sobre su sonrosada corona la yema de sus dedos, al tiempo que fundían sus labios en un beso rebelde e interminable. Mary se sintió deliciosamente invadida. Se ofrecía rendida al placer mientras regalaba sus caricias a un cuerpo nuevo y despierto. Un solo calor y muchos escalofríos. Sus cuerpos al completo participaban de aquel acompasado y placentero banquete de pecado que los elevó al cielo entre gemidos y susurros.
     Acabada la batalla, John descansaba de espaldas. Su cuidado cuerpo mantenía despierto el atractivo de una piel suave y tostada por el sol. Ella deseaba acariciarlo una vez más antes de dejar la habitación. Apuraron la copa de vino y al anochecer, pidieron dos taxis, cada uno de ellos a un lugar diferente.
     Mientras esperaban, los dos se preguntaron al mismo tiempo:
     -Y tú, ¿dónde le has dicho que ibas?   

Siguiendo una idea de Sindel                                               


19 de octubre de 2015

Palabra 43 de 52: Madre


Si no fuera por ti, qué sería de mi habitación.

5 de octubre de 2015

21 de julio de 2015

Palabra 30 de 53: Vendaval

¡Vaya leche!
No imaginaba que hacía tanto viento.


3 de junio de 2015

Palabra 23 de 53: Tierra


La tierra es el espacio escénico de un paso compartido.

Siguiendo una idea de Sindel
Foto: Paco Alberola

25 de mayo de 2015

Palabra 22 de 53: Caricia

Caricia es el tránsito de mis manos
 por las calles de tu cuerpo

4 de mayo de 2015

20 de abril de 2015

Palabra 17 de 53: Soledad



Papá, mamá... ¡No trabajéis tanto!


Foto de Hermanos Martí

23 de marzo de 2015

Palabra 13 de 53: Olvido.


¿Y tú, quién eres?
Papá, soy yo... tu hijo.

9 de marzo de 2015

Palabra 11 de 53: Mujer


Cristo hizo la Última Cena para trece hombres. Lo que la historia sagrada no cuenta es: cómo se llamaban las mujeres que se quedaron a recoger y fregar. Mucho ha llovido desde entonces y me temo que ni en la sagrada, ni en la atea las cosas han cambiado demasiado.
              Siguiendo una idea de Sindel  

3 de marzo de 2015

26 de enero de 2015

Palabra 5 de 53: Alma


Alma, ¿Dónde estás, que no te veo?

(Foto de Iban Ramón)

12 de enero de 2015

Palabra 3 de 53: Utopía


Tú crees que eres real, 
pero todo en ti... es pura Utopía

21 de diciembre de 2014

Palabra 52 de 52: Regalo.


Te quise regalar el Sol...


Este Post está dedicado a nuestra amiga Sindel
que nos ha unido en 52 palabras

15 de diciembre de 2014

Palabra 51 de 52: Pecados


He salido a comprar más, 
pensaba que todos cabían en estas... 
¡Vuelvo enseguida!

8 de diciembre de 2014

Palabra 50 de 52: "Llave"


Una de ellas es la de tu corazón... espero tener suerte.

24 de noviembre de 2014

11 de noviembre de 2014

Palabra 46 de 52: Libertad


Libertad de trazo... valiente, decidido, consecuente. 
Una mancha en el papel que descubre una realidad que pulula en la mente.
"Bienaventurados los sensibles, porque de ellos es el reino de las emociones"

*Museo Guggenheim Bilbao. Alzado Oeste.