26 de diciembre de 2009

Lola Calzada


A veces me recreo en mostrar mi incondicionalidad sobre algunos personajes que yo defino como “Héroes de cabecera” Referencias universales de la pintura, escultura, música, cine o literatura.

Hoy, no es de ninguna de estas vacas sagradas de las voy a dar, como siempre, unos ligeros apuntes de su personalidad, su obra o circunstancias, hoy pongo los pies en el suelo y con el mismo respeto y admiración voy a presentaros a Lola Calzada, pintora valenciana, licenciada en Bellas Artes por la Facultad de San Carlos y Doctorada y Proyectos de Pintura por la Universidad Politécnica de Valencia.

Lola es el 50 % de Art Unlocated y el 100% de Lola, su Pintura forma un universo personal de fuertes contrastes, donde se nos ofrecen mezcladas la imagen y el concepto, un tribal “collage” en dos tímidas dimensiones con participación de códigos diferentes, el mensaje y su instrumento.
Lola escarba en sus clases de primaria y recupera el lápiz y le ordena perfilar, fondear o delimitar como una parte más de ese desfile de estrategias en las que texto e imágenes conviven, no porque coincidan accidentalmente, sino por que son partículas gráficas de un todo que transgrede lo convencional.


En su repertorio de modelos se manifiestan siluetas de mujer que son todas ellas y ninguna, rostros sin grafíar, pero llenos de intención y paisajes de colegio, mágicos y enigmáticos que acentúan el misterio del lienzo.


Sólo por que me recuerda algo a Robert Rauschenber, diría que es una hija pequeña del Pop Art y citando a Román de la Calle añadiría que: “Lola, se aproxima a ese Universo personal y social con un lenguaje básico de publicaciones dispares, desde el que ha querido arrancar de él la lectura de sus últimos trabajos, acaparando distintos niveles de lectura, permaneciendo exclusivamente prendidos a la superficie visual, atractivamente compensada, equilibradamente concebida y formalmente cuidada”

20 de diciembre de 2009

Poema reeditado (César Vallejo)

Dedicado a los SEÑORES de la Cumbre de Copenhague, por su "maravilloso" acuerdo de Mínimos, (...ya les vale)

Al fin de la batalla,
y muerto ya el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: "No mueras, te amo tanto!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
"No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: "¡Tanto amor y no poder nada contra la muerte!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: "¡Quédate, hermano!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vió el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar...

César, desde el cielo, perdónales, porque no saben lo que se hacen.

16 de diciembre de 2009

Una mariposa Magnífica


Por fin una Cio cio san con pinta de Cio cio san, un Pinkerton con pinta de borde, (inmaculadamente blanco) pero borde y una Suzuki con pinta de Suzuki, vamos... como tiene que ser.

Tercera representación de Madama Butterfly, en el Palau de les Arts de Valencia, producción alquilada al Teatro Wielki de Varsovia, lleno hasta la bandera y de principio a fin, como en cualquier clásico que se precie, lleno, excepto el palco VIP, que una vez más sólo estaban ocupadas dos de sus doce butacas, ...si, ya se que me pongo muy pesadito con este detalle en particular, pero ahora que me consta que me leen en el Palau, les hago una pregunta: ¿Qué pasaría si en alguna representación, que no fuese un estreno, evidentemente, citaran a 12 estudiantes del conservatorio media hora antes de empezar la función y faltando 2 minutos les dijeran: vosotros 3, 7 ó 12 adentro y el resto conociendo las reglas del juego, a casa? Me pongo en la piel de uno de los afortunados y no pararía de bailar de contento en una semana.

Esta Madama Butterfly es una producción que se deja ver y se deja ver muy bien, sin interferencias, sin rayas en la pantalla, ni asaltadores de caminos que molestan o distraen, ni interminables audio visuales que a excusa de querer ser imprescindibles conceptualidades, te alejan más y más de la esencia natural de la Obra.
Esta Butterfly, no necesita explicaciones, todos conocemos la ópera y lo único que pedimos es un equilibrio natural para disfrutar de una obra que nos sabemos de carrerilla.


Dicho esto, me atrevería a asegurar que la puesta en escena y dirección de actores de esta Butterfly es una de las más conseguidas que he visto y tengo en la memoria otras de Lindsay Kemp, Keita Asari, Mario Gas o Kan Yasuda.
Mariusz Trelinski, trabaja cada cuadro, cada escena con un equilibrio casi geométrico, perfectamente simétrico o deliciosamente asimétrico, consiguiendo composiciones de una gran belleza plástica.

La dirección de actores es sutil, sin movimientos gratuitos, salvo algún contado giro más o menos infantil y travieso, los figurantes, coro o cantantes se desplazan o quedan quietos formando parte de un paisaje que propicia la concentración del espectador, que en ningún momento le pierde la cara a la obra. Mención especial a los tres criados bailarines que protagonizan un sinfín de situaciones de una plástica bellísima y argumental.

La escenografía es muy apropiada y resuelve sus movimientos con elegancia, pasando del poco a nada con un lento desplazamiento de telón tanto en horizontal como vertical.

Un pequeño susto en el primer acto al aparecer el tío Bonzo colgado del techo que se diluyó tanto como corta es su participación en la tragedia y un excedido altar al comienzo del 2º, que también desaparece entre telones a los pocos minutos, son las únicas objeciones a la estética de la obra, que cautivó con una iluminación inspirada por lo que conozco en imágenes de la Butterfly de Wilson.

Un final muy vistoso, la trama musical da para mucho y el director polaco echó el resto con una puesta en escena impactante, casi monocolor (rojo, como no podía ser de otra forma)


Sólo añadir que hay un sin fin de detalles, unos conceptuales otros no tanto que me gustaron y de los que no hago referencia, por no extenderme y mantener el factor sorpresa para las representaciones que quedan.

Entusiasmó y mucho, Oksana Dyka, la soprano ucraniana se metió al público en el bolsillo, dulce y apasionada en toda su representación que redondeo con un final conmovedor.
El también ucraniano Misha Didyk, mejoró su primer acto, con un "Addio fiorito asil" firme y emotivo, muy a tono con el final solemnemente trágico de la Opera.

Maazel, la orquesta y el coro (genial el "Coro a bocca chiusa") son un cheque al portador, el director, pausó y pautó con eficacia el lirismo y la fuerza dramática de una Mariposa que nunca me cansaré de ver volar.

12 de diciembre de 2009

Héroes de cabecera. Jackson Pollock (XIII)

Desde que vi la película, la imagen que me ha quedado de Pollock, es la de Ed Harris, con su gesto irritable, permanentemente enfadado e inmerso en ese mundo interior tan complejo de las personas en constante lucha consigo mismo y con todo lo que le rodea.

Harris descubrió la existencia de Pollock a través de una biografía que le dio su padre, tal vez porque físicamente se parecían o quizá porque los dos tuvieron problemas con el alcohol o que ambos procedían del medio este norteamericano, lo cierto es que Ed Harris terminó dirigiendo y protagonizando la difícil vida del más destacado pintor estadounidense, que hizo del expresionismo abstracto un forma de perseguir su paz y su propia manera de expresarse.

Pollock, era un artista sin límites, no los mostraba ni en su euforia, ni en su arrogancia, ni tan siquiera en su debilidad.
Cuando pintaba extendía la tela, normalmente sin tratar, sobre el suelo, corría o danzaba a su alrededor y dentro de ella, derramando o goteando la pintura de manera mágica y genial, en un gesto en el que participaba todo su cuerpo y así se convirtió en el principal representante de la primera vanguardia estadounidense y el paradigma del artista heroico: por su concepción de la pintura y también por su vida turbulenta..

Sus primeras obras, de estilo naturalista, representan escenas reales, pero no tardó en adoptar un estilo más libre y abstracto, distanciándose del arte figurativo y desarrollando técnicas como el splashing o el dripping, consistentes en lanzar pintura al lienzo o dejarla gotear encima de este, sin utilizar dibujos ni bocetos, “Prefiero los palos, las espátulas y la pintura fluida que gotea y se escurre, e incluso un empaste espeso a base de arena, vidrio molido u otras materias” de esta forma lo que plasma en la tela no es una imagen sino, un hecho, una acción.

Hasta entonces los elementos línea y color permitían definir el espacio del cuadro figurativo o abstracto haciendo una diferenciación entre forma y contorno. En Pollock el lienzo es una gran red de chorreados en los que la línea es al mismo tiempo el color y viceversa.
Este chorreado ocupa el espacio entero del cuadro llegando a sus límites pero nunca sobrepasándolos.

Su gesto pictórico es enérgico, pura expresión fruto del desasosiego existencial, emanando una intensa energía y desazón que trasmite al espectador, quizás a Pollock sea el artista del que se han tomado más imágenes trabajando en su taller. Estos documentos son un material importantísimo para él, ellos descifran cual es ese referente de su obra que el observador ha de recoger. Parece que el pintor tuviese claro que frente al simple muro de pintura no era evidente que ésta partía de un acto ritual.
Muere con apenas cuarenta años en un accidente de coche, conduciendo el mismo modelo con el que también se estrellaría James Dean, en circunstancias que no aclaran si se trató de un suicidio.


Fuente: David G. Torres

7 de diciembre de 2009

15/12 Cita con La Mariposa


Desde hace unos días, Maac, viene ilustrando con algunas entradas, detalles de la Madame Butterfly que vamos a ver en el Palau de les Arts, datos sobre la representación, intérpretes, directores, etc. incluso una referencia a la película del mismo título de Cronenberg, datos que nos aproximan a esta producción del Gran Teatro Wielki de Varsovia, sede de la Opera Nacional y que la representará para los polacos en Marzo de 2.010, dirigida por Plácido Domingo.

Esta producción, con la dirección de escena del director de cine Mariusz TreliDski, tiene muy buena pinta, a primera vista se trata de una escenografía muy en la línea de otras Butterfly de R. Wilson, tanto que he necesitado comprobar los créditos de las imágenes para ubicarlas en la producción correcta, supongo que es inevitable, Wilson, junto a Carsen son dos de los máximos exponentes del Minimalismo en Escena.


TreliDski
Wilson
TreliDski
Wilson
TreliDski
Wilson

Insiste Maac, en que en que "hay vida, más allá de La Boheme, Butterfly o Turandot" y a partir de ese comentario se crea un pequeño foro de opinión en el que incorporan citas a Tosca, Manon, La Fanciulla o incluso Suor Angélica.

Salvando las distancias y en mi opinión me quedaría sólo con la incorporación de Tosca a este cuarteto de Obras que configuran esa "Vida" con la que uno cerraría el "Cielo" de Puccini, ninguna es mejor que las otras, cuatro Obras Maestras diferentes, cuatro heroínas que protagonizan dramas y tragedias de indudable trascendencia musical.

A mi me pasa que siempre me parece la mejor, la que estoy oyendo
o viendo en ese momento.
Butterfly tiene momentos musicales extraordinarios, como su inigualable dúo en el primer acto o el impactante suicidio final, aunque a veces resulte teatralmente exasperante, llenando el escenario con metáforas de tradición, servidumbre, orientalismo, etc.

No quiero pensar que a Puccini le sobrara la historia y que al capullo de Pinkerton la traición y el abandono de una mujer que le ama incondicionalmente podría resultar sólo un añadido superfluo, y que quizás lo que pasa no importa tanto como las consecuencias de lo que pasa.

En fin, preparémonos que ahora toca La Mariposa, marionetas ambas en manos de un pacto ficticio, en un país y un momento en el que los pactos matrimoniales, no valen nada.
¿Cuánto no tendrán en común, Tosca, Mimi, Manon y Cio Cio San.?

4 de diciembre de 2009

Sábados Literarios de Mercedes. Cuento de Navidad




El primero en llegar fue Rojo, serio, elegante, luminoso. El, era el responsable de la convocatoria, de la que estaba seguro saldrían bien planificadas las pautas de actuación para aquellas entrañables fiestas. También era el más relevante, cabeza visible y portador de emociones y sentimientos, parecía que todo giraba a su alrededor, cuidadoso y pulcro ordenaba sobre aquella superficie transparente los guiones personalizados que mas tarde repartiría con la precisión de siempre.

En segundo lugar llegaron juntos, Amarillo y Verde, alegres, vivos y frescos, canturreando por lo bajo algo de una zarzuela que no llegué a reconocer. Ambos con cometidos diferentes, el primero para enlazar, envolver, atar los buenos deseos y proporcionar la fortuna soñada y el otro, Verde, como soporte o fondo, algo así como la esperanza en forma de espacio escénico donde se sucedían los momentos de más fuerza interpretativa, ambos sabían de la importancia de su papel, aunque sólo fuese como en el cine, un papel "de reparto".

Dorado, entró, aún sin haberse cerrado la puerta, vestido de trigo, y oliendo a Sol, eterno aspirante reflectante, sofisticado, se sentó de espaldas a la cristalera, todo un detalle, por respeto a sus contertulios de al lado.

Violeta y Rosa, tardaron un poco más, tímidos, reservados, saludaron discretamente y se sentaron juntos al final de la gran mesa, con gran ternura cruzaron sus brazos y esperaron los acontecimientos, que un año más les exigiría la máxima dedicación.

De par en par se abrieron las puertas de espejo manchado, para la entrada solemne de Blanco, estable, puro, seguro y parsimonioso en sus movimientos, ocupó el sillón junto a Rojo, que lo buscaba con la mirada, demandando esa porción de justicia, equidad e inocencia de la que su inmaculado amigo recién llegado, era portador.

Azul, entró a continuación, ensimismado, como inmerso en aguas profundas, armonioso e inspirando una envidiable confianza, propia del que siendo todo afecto, además está iluminado por los celestes brillos de un firmamento de interminables lecturas.

Llegó la hora y faltaba el de siempre, su demora, no siendo grave, ponía de manifiesto su condición de color triste, mediocre. Pausado, avanzó hasta ocupar su asiento, saludando con un gesto de medio tono y con cara de aburrido, justo en ese momento, tomó la palabra Rojo, que dijo:

"Ahora que por fin ha llegado Gris, empecemos con el plan para inundar de colores al Mundo en esta Navidad."

Otros cuentos de Navidad en el alambre de Mercedes

26 de noviembre de 2009

El Palau de les Arts, baja a la Tierra


Manual de uso y disfrute de eso que se conoce como Opera


                                        
                                     
                                     
                                     


Este folleto de acercamiento a la Opera esta editado por la Generalitat Valenciana, el Palau de les Arts e impreso por Ivadis, Instituto Valenciano de atención a los discapacitados y accion social.
Una sóla observación: en esta oferta de descuentos no están incluidas las representaciones de Les Troyens, Madama Butterfly y la Traviata. (?)

20 de noviembre de 2009

Mi Plaza, cumple años.


Parece que fue ayer, y han pasado dos años.

Me estrené con un Post genérico y un tanto pretencioso: "Cada canción un recuerdo" y no es que me hayan faltado recuerdos, es que me sobran canciones, porque aunque ambos se añaden y acumulan por igual, el tiempo cada vez da para menos.
Pero, lo importante es cumplirlos, procurar seguir siendo fiel a los recuerdos y generoso con las canciones.

Celebré mi primer cumpleaños, con un cúmulo de datos, números y nombres, tanto los datos, como los números inevitablemente han crecido, pero eso no es importante, sólo pura inercia, lo importante son los nombres, que aunque parezca que de la mayoría sólo tengamos eso, no es del todo exacto, pues junto a ellos hay criterios, reflexiones, compromisos, reivindicaciones, lecciones, amistad, coincidencias, divergencias, compañía, en definitiva una presencia regular que alimenta, estimula y acompaña.

A todos, gracias por compartir conmigo este divertimento, que es el Blog, y del que supongo me costaría prescindir.

Un abrazo muy fuerte.. y ahora a por la Tarta, que sólo son 2 velas.
Alfredo

16 de noviembre de 2009

MuVIM, 10 años de Diseño Valenciano


Un recorrido por los diez últimos años del Diseño Valenciano, son la excusa para esta exposición que con el título "Suma y Sigue" muestra el trabajo que en ese campo se está haciendo actualmente en la Comunidad Valenciana.
El MuVIM (Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad) presenta a través de una selección de piezas recientes, 250 productos y propuestas de comunicación creados entre el año 2000 y el 2008 por 130 empresas o diseñadores valencianos.

Una ‘Suma’ de esfuerzos y talentos, de iniciativas y trabajos que constituyen el pasado del diseño hecho por empresas y creadores de la Comunidad Valenciana.
Y un ‘Sigue’ que completa el título de la muestra y que se visualiza en la sala de exposición temporal de 450m2 en la que se muestran piezas representativas de las diferentes disciplinas y tendencias actuales.
En la selección conviven trabajos de diseñadores jóvenes con otros no tanto, empresas recién creadas con estudios de larga trayectoria profesional y obras que responden a criterios racionalistas con otras en las que prima el humor y la diversión.

La Exposición esta comisariada por Paco Bascuñan (entrañable profesional que nos dejó hace poco) y Nacho Lavernia, el diseño expositivo se debe a Daniel Nebot y el diseño grafico así como él del catálogo corresponde a Pepe Gimeno.

9 de noviembre de 2009

Cassandre y los Argonautas


Una vez más, el Palau de les Arts se vistió de franela, lino y algún que otro tejano.
Y es que los del turno “D” somos así de sencillos, no somos de pieles, ni demás zarandajas, discretos, tribales, pero limpios, estamos en el medio, sin rechistar, somos el turno que por no llamar la atención, ni siquiera abuchea donde y cuando los demás lo hacen, somos el turno donde el Palco Real está casi siempre vacío, (que pena de asientos desaprovechados) los del “D” somos de los que no regresan a sus butacas para disfrutar de la última entrega, quedando la platea con un aspecto desolador, las 12 de la noche es muy tarde para algunos que supongo correrán a sus casas para descansar de tanto “argonauta” y llegar a tiempo de la “porno” del Plus, eso si, a los del “D” casi siempre nos dejan libres los fines de semana para disfrutar de la casita de Liria.

Decía, que una vez más el Palau, nos ha hecho soñar y ha saciado nuestros apetencias operísticas hasta la Butterfly de Diciembre.
La música de Berlioz es sencillamente deliciosa, no sólo grande, sólida y elegante que también, su conjunto me ha sorprendido gratamente y eso que en este caso, como en algún otro, iba con los deberes hechos, (de algo me ha de valer el curso acelerado que tan acertadamente nos regala Maac)
Ni una sola cabezada, al contrario, el cuerpo me pedía un bis de la Opera completa, pero en versión concierto, no hubiese podido soportar una vez más los innumerables despropósitos de los argonautas que tomaron el escenario como si de los propios griegos se tratara.

Les Troyens, es una ópera compleja de gran riqueza y variedad musical con unas aportaciones corales sobresalientes, que una vez más la orquesta y coros titulares, resolvieron de forma perfecta, de su contenido musical y demás detalles interpretativos, no voy a soltar prenda por que no entiendo, otros (Maac, Atticus, López Vargas y Titus) ya lo han hecho con extensión y brillantez.

La “Fura...” realizó de nuevo un magnifico montaje, pero no sorprendió lo más mínimo y eso no es bueno. Técnicamente perfectos, pero la participación en el entramado escénico es muy cuestionable, falla en los detalles, exagerando lo obvio o caricaturizando situaciones, elementos y personajes de forma tan infantil que en momentos perecía que estábamos viendo Pedro y el Lobo, en versión para adultos idiotas, me refiero especialmente a la pelea pugilística y al pasacalles artesanal.

No sólo es que no se potenció el seguimiento de la trama, sino que se distrajo en cantidad insufrible, la primera hora de representación nos machacaron con un infumable audiovisual de nubes de espuma de afeitar que se repetían en bucle hasta cientos de veces obligándote a seguir la Obra con los ojos puestos en el techo.
Me quedo y creo que todos nos quedamos con su trilogía del año pasado, el barroquismo tecnológico de Les Troyens, tiene muchas lagunas, puestos a padecer los excesos de ornamentación, por primera vez y sin que sirva de precedente eché de menos a Zeffirelli.

La dirección de actores fue pesada e irregular, los chicos de “La fura...” tienen licencia para salir, cruzar o quedarse en el escenario venga o no venga a cuento musical, abusando del desmontaje, corrección y posterior montaje de los elementos. Sin embargo en este “todo vale” hay que destacar momentos de gran espectacularidad, en mi opinión sublime el acto III, hasta el desmontaje de la estructura de anillos octogonales y casi todo el V con un planteamiento estético algo mas minimalista y conceptual, (me pregunto como habría sido todo esto con Robert Wilson)

Otra noche grande de una orquesta y coros que no titubean por difícil que sea el reto, de lo que seguro todos nos sentimos orgullosos.

Y como el respetable del turno “D” es tan ingenuo, reproduzco una conversación a la salida:
...”me voy y aún sigo esperando ver salir a los griegos de dentro del caballo...”

Conclusión, si describes en exceso, malo, y si sólo sugieres o conceptualizas, malo también... los del “D” somos así

6 de noviembre de 2009

Sábados Literarios de Mercedes. El lugar desde el que escribo


A diario, me asomo al exterior a través de dos ventanas, respiro y suspiro en cada una de ellas.
La más grande, con dos inmensas hojas de cristal, me transporta a una realidad cotidiana.


Recreo la mirada, y mi ensimismamiento es compartido por palomas, gorriones, helechos y un laurel, y siempre por un cielo tan variado como los gustos.
Hoy por ejemplo está gris plomizo, serio y circunspecto, pero me gusta.

Cuando amanece y se gasta la madrugada, me repito: “Hoy, puede ser un buen día” confiado, me lo creo, me doy mis tiempos y construyo lo que corresponde a mi aportación en esa unidad de tiempo que es el día.
Cuando anochece, todavía con los últimos rayos del sol, pego la nariz al cristal y repaso lentamente los misterios de las horas vividas, y veo esconderse la luz por mi derecha. Entonces, solo, en esa soledad consentida me dejo seducir por el pautado ronroneo de las palomas, y la vista se pierde por entre las hojas del laurel.

La otra ventana, sigue a continuación. Ésta, mucho más pequeña y de una sola hoja de tacto líquido me lleva a un mundo virtual, que cada vez lo es menos, y converso con ella o mejor dicho a través de ella.


Es rara esa perspectiva bidimensional, pero te acostumbras y descubres lo cerca que está todo, los conocimientos, la amistad, los descubrimientos, la compañía, incluso la decepción, el enfado o la alegría, y sobre todo, uno mismo, que creía conocerse y no lo está lo suficiente. Desde ambas, contemplas las estrellas y en ambas te refugias, tomas fuerza, y si buscas la belleza terminas por encontrarla.
No son dos calles, ni dos plazas, ni dos alamedas, ni tan siquiera dos rincones de estilo románico con sendas fuentes de chorritos interminables de agua frente a un banco de piedra.
Es sólo, que a ellas llego con la punta de mis dedos.

Y ahora, a seguir la secuencia, que mañana cuando abra los ojos, de nuevo me alimentaré de aromas y ronroneos y de un cielo disfrazado de lo que él quiera, que para algo es Amo y Señor de nuestro destino, aunque el mío, esté unido a esta fría silla de ruedas.

i
Puedes leer mas relatos con este tema en el Arbol de Ardilla

2 de noviembre de 2009

...A José Luis López Vázquez



Todavía recuerdo las inevitables risas, en aquellas primeras escenas de "Mi querida Señorita" la imagen de José Luis López Vázquez en la pantalla era sinónimo de carcajada fácil, tan sólo tuvieron que pasar unos fotogramas para darse cuenta de que aquello era otra cosa, aquél era otro José Luis López Vázquez. Era la apuesta arriesgada de Jaime de Armiñan, que nos desnudaba al rey de la comicidad loca y absurda, y sin esbozar una sola sonrisa nos lo vestía de un intimista y sensible drama. (algo ya, nos había contado Saura) Luego vino mas Saura, Berlanga, Gutiérrez Aragón, Mercero y todo lo demás.


¿ Que me va usted a contar?, señorita.

29 de octubre de 2009

Travesuras en la Red

Hace algún tiempo Casandra, posteó sobre lo que podría ser un Código Etico del Bloguero, elaborando los 20 (10x2) mandamientos por los que se debía regir el comportamiento de un internauta ejemplar.

Hoy con todo el cariño y respeto, me permito sacar mi lado rebelde de bloguero travieso y contraatacar con mis 20 reglas de mala conducta, las que espero no os sirvan de ejemplo, (o si, allá vosotros)

*Para los torpes: Las perversidades en color y cursiva son las mías:

No forzaré al prójimo a que me lea.
Pobre de aquel que no lo haga, le haré Vudú, clavándole ventosas en la foto de su perfil.

No pasaré por un blog, husmeando sin comentar.
No sólo es que pasaré, sino que además comentaré en voz baja sólo para mi.

No comentaré en vano.
Comentaré, siempre que no tenga nada que decir, sólo para figurar.

No desearé los visitantes del prójimo.
Cuantos más vengan mejor, el resto los secuestraré.

No hurtaré palabras que otros hayan escrito sin citar su autor.
Las hurtaré, las disfrazaré en negrita y colores y silbaré para disimular.

No robaré imágenes sin reconocer su autoría.
Robaré todas las que pueda y las PhotoShopearé para despistar.

No dejaré de poner música, porque entretiene y/o molesta.
Silencio absoluto, cuanto mas tonterías menos llamaré la atención.

No crearé falsas expectativas con un título provocador.
Cuanto mas trasgresor, mejor. Siempre esta el tont@ que se mueve a golpe de lucecitas.

No exhibiré mis heridas, relamiéndome en ellas de una falsa fuerza interior.
Mi corazón siempre perecerá herido, demandando lástima y compasión.

No destilaré veneno, más del necesario para mantener ciertos visos de realidad.
El arsénico me saldrá en cantidad, por la parte inferior de la pantalla.

No robaré ilusiones, pudiendo comprarlas a un precio justo.
Todas las que pueda, y si son jóvenes y ricas mejor.

No presumiré de doña perfecta.
Yo, ...no puedo evitarlo, lo llevo en la cara.

No sacrificaré mi espontaneidad por miedo al juicio ajeno.
Repasaré, corregiré, copiaré y pegaré siempre que quede mejor que la basura que escribo, la fachada es lo que importa.

No presumiré de seria, simulando profundidad.
¡¡ encíclicas !! parecerán mis relatos o mejor aún ensayos de Ortega y Gasset, los dos juntos o por separados.

No dejaré de tener claro que hay quienes me quieren y hay quienes me respetan.
Tengo claro, que en mi caso son las dos cosas a la vez.

No olvidaré que también hay quienes son indiferentes a mis encantos o simplemente no me conocen.
Es posible, todavía hay quien no tiene luz en casa, ni portátil a batería.

No olvidaré sonreír, aun a la propia muerte (que sea ella la que piense que no le tengo miedo...)
Esta, ni mentarla y si aparece le doy esquinazo.

No haré caso de las críticas bien y/o mal intencionadas, porque de mi EGO será el infierno.
No haré caso de las criticas mal intencionadas, las otras son lo natural.

No cederé ante el irrefrenable impulso de cerrar el blog, después de un sábado literario.
Yo tampoco, ni de un Sábado, ni de un Domingo, ¿con qué alimentaría mi EGO?

No admitiré mensajes anónimos que hablen bien de mi, no quiero que crean que me los envía mi familia.
Yo a mi familia ya les tengo dicho que empiecen por, ...Admirado señor: Y a continuación , las flores.


Lo dicho, no hagáis caso, un mal día lo tiene cualquiera

25 de octubre de 2009

Héroes de cabecera. Alberto Giacometti (XII)


Mas de 27 millones de dólares se pagaron en Christie's por la obra “Grande Femme Febout” escultura de Alberto Giacometti, consiguiéndose en esta ocasión un récord mundial para el artista suizo italiano. Giacometti expuso por primera vez en su natal Suiza en la Galerie Aktuaryus de Zurich compartiendo espacio con su padre, Giovanni Giacometti, pintor post-impresionista, Alberto tenía 26 años y ese mismo año, también mostró por vez primera sus esculturas, en el Salón des Tuileries de París. Alberto Giacometti es uno de esos artistas raros al cual se puede ubicar en distintos movimientos: surrealista, expresionista, cubista y formalista. Experimentó tanto en el dibujo y la pintura como en la escultura, un creador nato en constante búsqueda absorbiendo la esencia de cada uno de esas disciplinas, para concluir imponiendo su propio estilo.
Su obra es fascinante y a través de sus dibujos y esculturas se adivina la mano de un artista cuya vigencia aún nos emociona. Y es que los protagonistas de las obras de este artista suizo, parecen tener la mirada extraviada en algún lugar del horizonte y escapan, con el gesto congelado y una palidez mortecina, que nos despierta de nuestro paseo adormecido por los pasillos de los Museos. 
Bocas en silencio con gestos que se escuchan en el fondo del bronce. 
Un crítico, señalo con cierto misterio que los personajes de Giacometti están a punto de ponerse a andar pero no tienen a donde ir.
Nueva York, siempre ha sentido una especial fascinación por su escultura. 
En un raro ejercicio de premonición, el Museo de Arte Moderno organizó una amplia muestra de Alberto Giacometti para cerrar las actividades del año 2001. Se conmemoraron cien años del nacimiento del artista suizo y la pasión compartida por la verticalidad no es más que una mera coincidencia. 
Como quiera que sea, la ciudad de los rascacielos era la más adecuada para presentar, en aquellos momentos, una gran retrospectiva del maestro.
Los retratos de Giacometti, parecen inacabados, argumentando este hecho como un absurdo, ya que al existir la fotografía no es necesario copiar la naturaleza a través de la pintura, dando de esta forma total rienda suelta a su propia realidad, lo que él ve y siente ante el modelo. 
Sin embargo tanta vehemencia, en momentos de fracaso le lleva a una frustración que desemboca en una auto negación, que le hace cuestionar sus capacidades artísticas.
Europeo universal, vive su aventura creativa como un asceta, con humildad, un humano demasiado humano, sin golpes de efecto. Convive, trabaja y aprende con los grandes Bourdelle, Bretón, Prevert, Miró, Calder, Picasso o Sartre, obteniendo en la XXXI Bienal de Venecia el gran premio de escultura. 
El hombre de Giacometti, es un hombre siempre de pie, sonámbulo, aplastado por su propia y misteriosa razón de ser.
Su vida es el trabajo, el espacio táctil de su estrecho taller que crece y crece rodeado de estirados bronces humanos. 
Próximo al Guernica, en el Museo Reina Sofía de Madrid, hay un retrato a lápiz de Giacometti que exige al menos el mismo tiempo de grata contemplación que el descomunal lienzo de Picasso, imaginarlo modelar con sus dedos y manos huesudas, debía ser un acto mágico, como testigos de su horizonte vertical.


12 de octubre de 2009

Al Cesar, lo que es del Cesar


Cuando desde estos foros, criticamos la gestión del Palau de les Arts, (a veces con mas que justificada vehemencia) nos encontramos, salvo ligeros matices, con una coincidencia mayoritaria respaldando en forma de comentarios o de Post un compartido enfado sobre el particular.

Se ha cuestionado la eficacia del departamento de Administración, del de Taquillas y atención al abonado o al público en general, del Artístico, del sistema informático, de la Intendencia, Protocolo y no digamos del Marketing.

Sin embargo, a riesgo de llevarme algún tirón de oreja, me gustaría hablar de algo o alguien del que ya quise hacerlo en temporadas anteriores y creo que ahora es el momento. En mi opinión hay un departamento que funciona a la perfección, el de Dramaturgia, Publicaciones y Educación, al frente del cual está Justo Romero y con la cabeza visible en ocasiones de su segundo Anselmo Alonso.

No tengo el gusto de conocerlos a ninguno de los dos, si bien son dos caras a las que ya me he acostumbrado a ver en muchas ocasiones.
También quiero destacar el excelente trabajo de la diseñadora gráfica valenciana Belén Paya en el diseño de los libretos que nos acompañan en cada una de las representaciones, (los de pago y los otros).

Este departamento lleva tres años con una velocidad uniformemente acelerada, ofreciendo paralelamente a la temporada de Opera: Conferencias, Mesas redondas, Aulas magistrales, encuentros, proyecciones cinematográficas, funciones escolares, lecturas didácticas, actividades la mayoría gratuitas y alguna con precios reducidísimos.

Algunos ejemplos:
Temporada 2.007/08:
Conferencia-Homenaje. CUANDO LA INOCENCIA DE LA GEISHA ILUMINÓ A VICTORIA DE LOS ÁNGELES, en el Aula magistral, dirigida por Jaume Radigales.

Hablemos de ópera. MADAMA BUTTERFLY en el Aula Magistral a cargo de Rosa Solà

Lectura dramatizada de la obra de teatro de Beaumarchais: Le mariage de Fígaro, en el Aula Magistral

Hablemos de ópera. LE NOZZE DI FÍGARO, con Javier Casal.

Mesa redonda, PUCCINI, desde el siglo XXI

Temporada 2.008/09
Encuentro con Werner Herzog en el Aula Magistral,
Antonio Gómez Schneekloth (moderador) y proyección de la película de Herzog: Encuentros en el fin del mundo
Proyección de Ludwig (1973), Luchino Visconti
Proyección de Indiana Jones y la última cruzada (1989), de Spielberg.

Wagner, Parsifal y Valencia. La historia del Grial, conferencia a cargo de Javier Casal, en esta ocasión y sucesivas se hicieron en el Saló del Turia, pues era desolador ver el Aula Magistral con tan sólo 20 ó 30 personas.
Parsifal. La búsqueda del Santo Grial. Exposición de Lourdes Jiménez en el Vestíbulo Principal.

Wagner y la inspiración mística. Mesa redonda en el Saló del Turia con Roger Alier, Francisco Bueno, Guillermo García-Alcalde, Manuel Muñoz y Juan Mendoza (moderador)

Pedro y el lobo Funciones escolares y familiares.

Función didáctica de: El rey que rabió de Ruperto Chapí, para el Tercer ciclo de Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato en la Sala Principal.

Kabale und Liebe, para alumnos de E.S.O. y Universidad

Fausto, Aula Magistral Funciones didácticas para alumnos de E.S.O. Universidad, Educación Secundaria Obligatoria Bachillerato y Universidad.

Cosí fan tutte. Funciones didácticas con la adaptación del libreto de la ópera.

Consultada la programación de la presente temporada, ésta, no decepciona, incorpora una jornada de puertas abiertas con música de cámara, lecturas dramatizadas y otros programas didácticos que iremos conociendo en su momento.

Felicidades y Gracias al Área de Dramaturgia, Publicación y Educación dirigida por Justo Romero y completada con Anselmo Alonso, David Cuesta, Víctor Gil y Llúcia Gimeno.

Foto del Sr. Romero de F. Bustamente

9 de octubre de 2009

Sábados literarios de Mercedes. (Con retraso)



Juan Manuel Rodríguez de Sousa, propuso como tema para un Sábado de Agosto, en el que no pude participar: “Ciencia Cuentista”
No obstante, conocedor de la propuesta escribí un texto que hoy aprovechando este Sábado sin relatos he decidido postear.
Pido disculpas a Juan Manuel y a Mercedes por esta insubordinación
y en desagravio les dedico esta:

La Dama que inventó la Noche.

Al joven Aristarco le perturbaba la noche, no entendía el cambio a ese gris oscuro, casi negro, tan diferente al de el día, tan claro y luminoso al que se había acostumbrado y asumía como natural, no así la noche que suponía para él, (consumando curioso) un verdadero quebradero de cabeza.

Le inquietaban los fenómenos que aunque aparentemente normales, no terminaba de entender y para los que aseguraba habría alguna explicación.

Repasaba diariamente el proceso de oscurecimiento al tiempo que se producía, en una secuencia casi exacta o al menos eso parecía indicarle su particular medición del tiempo, e  intrigado presenciaba el transito pausado que el estado de absoluta claridad daba paso irremediablemente a la más enigmática de las sombras.

Pensó que algo tendría que ver en esa secuencial forma de manifestarse, por un lado el espacio que habitaba y por otro su relación con esa bola amarilla de visión casi insoportable de cegadora luminosidad, conocía por sus maestros que el nombre del uno y la otra eran: Tierra y Sol.

Aristarco, todavía no era experto en cálculos matemáticos, ni siquiera pensaba que su aplicación le resolvería el problema, pero algo tendría que ver la distancia entre ambos, su forma, (conocía la del Sol), incluso sus movimientos, si es que estos existían. Ensimismado en estos devaneos astronómicos, le venció una vez más el cansancio y con él, un sueño reparador que más tarde y con la claridad del día le devolvería a sus cábalas de mago aficionado.

Soñó con una dama, atractiva como no había conocido hasta entonces, rubia platino vestida de azabache y un rostro limpio y reflectante como el agua de los estanques de su natal Samos, envuelta en un halo de estrellas, misteriosa y hechicera le confesó que se llamaba Luna y que era la pieza del rompecabezas que él tan ansiadamente buscaba, el tercer ángulo de ese triángulo rectángulo del que él sólo había dibujado una hipotenusa.


Despertó todavía en sombras manteniendo aún la revelación en su somnolienta inconsciencia, miró al cielo y allí estaba ella, la Dama, el tercer ángulo que daba origen a los dos catetos.
Al instante, en su capacidad para formular, lo supo: “El no era el ombligo del universo, sólo era un planeta girando alrededor del Rey Sol”

...a ese descubrimiento le llamó heliocentrismo.

8 de octubre de 2009

Recordando a Carrión


Durante la pasada feria del Mueble (Ideas & pasión) en Valencia, se presentó en el Studio de la Diseñadora de Interiores y Decana del CDIDV Carmen Baselga el libro “Comida para pensar, Pensar sobre el comer” libro que lleva al lector a preguntarse si el próximo premio destinado a Ferrán Adriá no será el Nobel de Química.

Richard Hamilton y Vicente Todolí, autores del libro, no inciden en el recetario del maestro, puesto que no se trata de un libro de cocina sino de un apéndice intelectual sobre la cocina de Adriá. Se analiza la obra artística del cocinero por efímero que sea su arte, 1.500 platos del menú de El Bulli, es algo visto y no visto.

El libro está lleno de reflexiones (filosóficas, psicológicas, literarias o sensoriales) que justifican el volumen, adornado con fotografías e ilustraciones. La presentación estuvo a cargo de Ramón Prat, director de Ediciones Actar, Ignacio Carrión, periodista y escritor y Cristina Gimenez, coordinadora editorial de la Obra.

De todo esto, me detengo y recreo en la persona de Ignacio Carrión, escritor donostiarra, muy vinculado a Valencia, que durante muchos años fue redactor jefe de informativos, enviado especial y corresponsal de diferentes diarios españoles.

Su pluma ácida, mordaz, crítica, tribal, directa al páncreas, siempre me inquietó, si bien es cierto que hacia tiempo que le había perdido el hilo.
Hoy reproduzco textualmente, su reflexión de la participación del acto constatando su carisma, del que no se ha desprendido un ápice

Cristina Giménez me propuso participar en la presentación del libro de Ferrán Adrià, en Valencia.
¿Qué podía decir allí? Nunca estuve en El Bulli y las posibilidades que tengo son mínimas a menos que me ingresen por urgencias gastronómicas.
La lista de espera es todavía mas larga que la de los quirófanos de la Seguridad Social. Además aumenta el turismo gastro-sanitario que viene de otros países para comer en el mas afamado restaurante del mundo, aunque todos sabemos que existe otra desesperante y desesperada lista de espera: mil millones de criaturas pasan hambre en nuestro planeta: uno de cada siete habitantes.

¿Era procedente recordar este hecho estremecedor? Era procedente, pensé, porque al mismo tiempo era inoportuno hacerlo.
Y entre algunas perlas escritas o pronunciadas por los saciados comensales de Ferrán Adrià, deslicé este inquietante dato del hambre. Fue como mentar la soga en casa del ahorcado.

Ramón Prat, editor del libro (Actar), habló de su aventura al lanzar al mercado un producto de papel cosido en un mundo de semianalfabetos televidentes que se llenan la boca para no pensar. Al menos los textos sobre las obras culinarias de Adrià pretenden reflexionar sobre la comida como arte efímero que desaparece en su camino al estómago.

“Danza silenciosa de alimentos”, opinaba un comensal. “Los huesos de detrás de mis oídos empiezan a cantar”, advertía otro. “Violación del sabor”, señalaba un sibarita. “Una dimensión eucarística”, exclamaba un creyente en la transubstanciación.

Yo repetía estas frases sacadas del libro y eché leña al fuego: “Bizcocho como algo que podrías encontrar en el garaje o debajo del sofá”, resumía su testimonio un afortunado con asiento en el pesebre. “Danza silenciosa de los alimentos”, apostillaba otro. “La leche eléctrica” (apreciada creación de Adrià) me convirtió en insecto”, diría un adicto a Kafka.

Por fin llegaron los percusionistas-cocineros del grupo Amores, con sus cucharillas y cacharrería para levantar espuma y, de paso, los ánimos. Y se sirvieron vinos de Daniel Belda. Y el local de riguroso diseño minimalista, el mas idóneo para unos buenos fogones conceptuales, se llenó de voces y de risas. La gente –unas doscientas personas, según los organizadores- parecía satisfecha y cómoda. Y entonces discretamente me retiré. Recordaba otro singular testimonio que había leído en el libro de Ferrán Adrià: “La salchicha, un animal paradisíaco”.

Y también pensé que mi perro labrador me esperaba impaciente en casa. Cuando lo ví moviendo la cola le pregunté: ¿Crees tú que la salchicha es un animal paradisíaco?

Palabras, palabras, palabras...si, pero de esas que a veces nos salvan, ya que escribir es nuestra/su única forma de salvación, pues ninguna de ellas lo era antes de escribirse.
Bien hallado Sr. Carrión

4 de octubre de 2009

La última del Palau de les Arts


De la información general a los abonados, en el apartado de renovación de los abonos para la temporada 2.009/2.010 entre otros, extraigo el siguiente apartado de su pagina Web:

Información general de abonos.
Ventajas Generales.
Posibilidad de fraccionar el pago en tres plazos (1.- 34%; 2.- 33%; 3.- 33%).

Esta opción que ya figuraba la temporada pasada, se repite esta, con el fin de facilitar el pago de los citados abonos en un momento en el que cualquier facilidad suaviza la inversión, hasta el punto me consta, que de nos ser de esta forma, algún abonado hubiera tenido dificultades para renovar su abono.

Una vez rellenado el correspondiente formulario en el que modificaba la forma de contado de años anteriores y solicitaba la aplazada en tres cuotas tal y como reza sus condiciones, remito al Banco la correspondiente autorización para que atienda en cantidad y tiempo el pago de los abonos.

El viernes recibo una llamada del banco para notificarme que el cargo ha llegado por una cantidad diferente (evidentemente mas grande) y pide instrucciones al respecto, a continuación llamo al Palau al teléfono de atención del abonado y la señorita que me atiende me dice que si, que es cierto que la administración a decidido cambiar los porcentajes por su cuenta y sin consultar, aumentando el 1er. pago al 50% el 2º y 3º al 25% y que no obstante tienen previsto ponerse en contacto con lo afectados para notificar uno a uno este cambio.

Claro, cuando te argumentan de esta forma y se quedan tan panchos, uno se queda de piedra y aunque tardas unos segundos en reaccionar le explicas que no son formas de proceder, que sin avisar previamente han corrido el riesgo de que les llegasen todos los recibos devueltos con el trastorno que eso supone, para librado y librador, amén de alguna que otra protesta razonada relacionada con el cambio.

Daba lo mismo, a la señorita, cargada de paciencia y bien aleccionada no le sacabas otra respuesta: Si, si, tiene razón pero Ud. pague que en unos días se pondrán en contacto con Ud. para notificarle el cambio (que no darle una explicación)

Y ahora que cada uno saque sus propias conclusiones.

2 de octubre de 2009

Sábados Literarios de Mercedes. Historia de mis Muebles


Una mesa, como mi Padre.
De mayor, quiero ser Mesa como mi padre.
No una de esas extensibles o articuladas, no! quiero ser de una pieza, grande y maciza.
Sólo soy un pino, no importa, seré la mesa mas entrañable de cuantas se hayan fabricado, con los Abuelos presidiendo los extremos, orgullosos y sonriendo cómplices por habérsela comprado juntos a Quimet, el de la Plaza.
Recuerdo aquella que se hizo él para su casa, de vieja delataba en su piel todo su pasado. La mesa del Quimet y la Colometa era su historia. Su superficie, que ella lustraba cada sábado, era un mar de cicatrices por cuyas rendijas, ensimismada, pasaba las horas arañando las migas de pan que habían quedado varadas en su fondo.
Hay un largo camino, desde Valsain, allá en la Sierra, hasta la carpintería del Quimet. Es ley de vida, ya tengo los poros abiertos y mi piel es clara como la paja pálida con sombras rosadas.
Huelo a fresco y no me importará oler a cola como huelen los mayores, primero húmeda, lechosa, luego seca y escondida.
Mientras tanto, repaso como me gustaría salir en la foto, la tapa grande rosada por el rubor, los cantos romos como una peseta, sujeta a cuatro patas firmes, que me eleven al cielo, con dos cajones a ambos lados para guardar barras de pan y servilletas a cuadros recién planchadas.
¿Qué a que viene todo esto? ...estoy en la cola, la cola de la sierra, mi sueño está al llegar, que más se puede pedir, que ser una mesa como mi Padre.
Más mesas o muebles parecidos en la carpinteria de Teresa Cameselle